fbpx

Enamoramiento y Realidad

Enamoramiento y Realidad

 

 

El amor es el estado en que el hombre ve las cosas,

más que en ningún otro, tal como no son

-Friedrich Nietzche

 

Si bien hablar sobre el “amor” hoy en día ya casi es una moda (mucho peor en el caso de supuestamente  “sentir” u “ofrecer” amor a otra persona) creo hay poca claridad respecto a dicho tema, por ende quisiera realizar un breve análisis sobre este desde una perspectiva psicológica el cual por lo menos en parte nos dé ciertos atisbos para ir “acercándonos” a conocer este concepto tan abstracto y que al mismo tiempo incide quiérase o no tan concretamente en nuestras vidas.

 

¿Es el amor una locura?

 

 

 

Lo primero y más común que se oye decir respecto al amor es que es una locura, por ende la persona enamorada estaría “loca” de amor por alguien, esta idea proviene exclusivamente de la época del romanticismo donde los poetas y/o trovadores hacían gala del amor y lo elevaban a un estado sublime el cual era tan profundo que hacía que las personas perdieran la cordura. Uno de sus máximos exponentes fue el poeta Henrich Heine, quien dijo lo siguiente: “Hablar de locura de amor es un pleonasmo; el amor en sí ya es una locura”

Ahora bien en términos estrictamente psicológicos el amor no se encuentra ligado a la “categoría” de locura, dado que en este estado (el de locura) existe lo que se llama una pérdida del juicio de realidad, (La persona loca como decimos comúnmente, perdió el juicio) esto quiere decir que la persona distorsiona grotescamente la realidad con ideas que son absurdas, apodícticas e incorregibles.

 

Ejemplo: A lo largo de la historia muchas veces han aparecido casos de personas que creen ser Cristo, ellos dicen ser la segunda venida, creen poder levitar, caminar sobre el agua, revivir a personas  (incluso algunos se suicidan prometiendo que resucitarán al tercer día) y a pesar de intentarlo y no lograr tener éxito lo siguen creyendo, esto es lo que se conoce como “delirio místico” y a las personas que padecen de él no se les puede convencer de lo contrario, está tan arraigada su creencia que incluso ellas convencen a otras personas de que lo que dicen es cierto.

Una persona así en términos estrictamente psiquiátricos es lo que se conoce como una persona loca.

 

 

¿Qué es el amor?

 

Si el amor no es una locura, ¿que es en términos psicológicos? En términos psicológicos el amor es una manía, la persona enamorada se encuentra en un estado maníaco de exaltación emocional, en el cual a diferencia de la locura no es el juicio de realidad el que se ve comprometido, sino más bien el sentido de realidad, esto quiere decir que si bien distorsiona la realidad, la distorsión no es tan grave como en el caso de la locura, ya que si bien puede creer o percibir algo, con reiteradas situaciones termina dándose cuenta de lo que la realidad con pruebas le demuestra.

Este estado maníaco se caracteriza por usar dos mecanismos de defensa, los cuales son la “idealización” y la “negación” en el primero (idealización)  se idealiza a la persona, por lo cual se resaltan sus características positivas, se cree prácticamente que es perfecta y en el segundo (negación) se niegan las características negativas, por lo cual no es raro que uno se sienta tan maravillado y extasiado con solo ver a la persona de la cual se está enamorado.

 

Desde el psicoanálisis, se habla de percibir a la persona (objeto) como un objeto “parcial” o un objeto “total”, la persona enamorada obviamente percibe al otro u otra, como un objeto parcial, ya que como dijimos anteriormente no logra verla en términos completos, solo ve una “parte” de esta, resaltando lo positivo y negando lo negativo. Sin embargo con el tiempo, cuando este estado maniaco va decayendo y los mecanismos de defensa se van desgastando, la realidad se va haciendo presente y la persona comienza a darse cuenta que el objeto de su amor, si tiene defectos, que comete errores, que se equivoca, etc. Y es recién ahí cuando comienza a percibirla como un objeto total y en donde muchas ocasiones se produce un desencanto hacia esta persona.

 

¿Por qué nos enamoramos?

 

 

Lo cierto es que tenemos una herencia filogenética a enamorarnos, una tendencia marcada en nuestro propio código genético como especie.

A medida que íbamos evolucionando fue aumentando el tamaño de nuestro cerebro, por lo cual la naturaleza tenía dos posibilidades respecto a la procreación y supervivencia de nuestra especie.

 

  1. Aumentaba el tamaño de las caderas de las mujeres, para que pudiera nacer una criatura con una cabeza “grande” un cerebro formado casi en su totalidad y por ende con cierto grado de autonomía desde un principio
  2. Dar a luz una criatura con una cabeza “pequeña” con un cerebro en desarrollo la cual habría que cuidar unos 4 años aproximadamente hasta que tuviese un nivel “mínimo” de autonomía.

La segunda fue la opción que eligió la evolución, y como al nacer somos criaturas desvalidas, necesitábamos de un padre y una madre que nos alimentaran, que nos cuidaran de los depredadores, que nos cuidaran del clima, etc por lo menos durante 3 o 4 años, hasta valernos hasta cierto nivel por nosotros mismos, ¿y cómo hacer para que estas dos personas que cuidarían de nosotros permanecieran juntas durante esta cantidad de tiempo ?

Pues a través de un mecanismo de exaltación emocional que nos permitiera idealizar al otro y maravillarnos ante su presencia, podemos decir que el amor es un mecanismo que surge de la evolución para asegurar la supervivencia y procreación de la especie, el cual antropológicamente hablando no dura mas allá de 3 a 4 años.

 

 

¿Se puede estar enamorado y al mismo tiempo ser infiel?

 

Para responder a esta pregunta creo hay que dejar algo claro, somos infieles por naturaleza, evolutivamente hablando el ser humano no está programado para satisfacer su vida sexual con una sola persona durante toda su vida, a lo mucho una parte de el puede “querer” “desear” “fantasear” o “aspirar” a eso en algún momento de su vida lo cual tampoco quiere decir que ese deseo lo tendrá para siempre.

Somos seres deseosos y el deseo es nómade, está siempre en movimiento, siempre desplazándose por lo cual si se satisface en un área, en un ámbito o si algo o alguien logra satisfacerlo en cualquier sector de nuestra vida (no solo el sexual) inmediatamente se mueve buscando otra fuente de satisfacción. Es como una flecha que apunta hacia una “necesidad” se cubrió esa necesidad e inmediatamente apunta hacia otra necesidad para ser cubierta, en este caso no solo puede cambiar la necesidad a cubrir si no también la fuente u objeto deseado.

 

Y ya que nuestra cultura moralmente nos exige el comprometernos con una sola persona durante toda la vida, la mediación entre nuestros mas profundos deseos y los imperativos que nos exige la sociedad, tal como muy bien nos lo explica el psicoanálisis, la realizan nuestros mecanismos de defensa, por lo cual no existe persona que no desee, no desear sería el equivalente a morir, lo que si existe son personas que “regulan” sus deseos y por ende sus “conductas” a través por ejemplo de la represión o la sublimación, y sin embargo a pesar de lograr hacerlo relativamente con éxito en el mejor de los casos, siempre quedará un monto de deseo acumulado.

 

Ahora, hay un tema muy importante para que se pueda dar la necesaria idealización en una relación de pareja, el cual es, el deseo sexual insatisfecho, ya que sin este simplemente no podré idealizar a mi pareja, ustedes de seguro han escuchado la historia del hombre que naufragó con una mujer en una isla, quedaron solos y la mujer era las más fea del barco, entonces el hombre pensó: “habiendo mujeres tan bellas en el barco justo me tocó la mas horrible” pero bueno a la semana ya comienza a darse cuenta que no está tan mal la mujer y luego la mira y dice: mmm si, la verdad igual tiene lo suyo, y  al mes ese deseo sexual le hace idealizarla así que pasa de encontrarla fea, a encontrarla cada vez mas “bella” y “atractiva” y al final no aguanta mas y termina teniendo sexo con ella como si ella fuera Megan Fox o Claudia Schieffer.

Este es justamente uno de los problemas que tienen las parejas infieles, ya que la pareja infiel, además de ser infiel, descarga su deseo sexual con otra persona que no es su pareja, entonces luego al encontrarse con su pareja ya no tiene la capacidad de idealizarla, lo cual le permite como ya dijimos verla mucho mas atractiva.

 

Por último decir que nadie llena completamente el deseo de nadie, somos seres que estamos en constante cambio, en un permanente devenir por lo cual lo que hoy tanto nos complace, lo que tan maravillados nos deja, el día de mañana puede que mas que maravillarnos sea un verdadero dolor de cabeza, además no olvidemos que un estimulo por muy placentero que sea cuando se repite muy a menudo en el tiempo comienza a disminuir su efecto, no debido a que el estimulo disminuye si no a que nuestro sistema nervioso comienza a adaptarse a este estimulo (se acostumbra) lo cual tarde o temprano nos llevará a buscar un nuevo estimulo  valga la redundancia que nos estimule, y así ocurre muchas veces con las relaciones amorosas.

 

Espero la información te haya servido de algo, te haya aclarado algunos procesos y que no te quedes como un nabo cuando a ti te pase, si tienes el conocimiento es tu responsabilidad utilizarlo.

Saludos!!!

 

Demian
-Lic. en Psicología/Coach Ontológico
/Ases Coach Chile

Como crear Tensión Sexual

¿Entretener a la Chica o Ser Divertido? ¿Ser Sexual o Mantenerla Cómoda?

Payaso

Tensión Sexual VS Humor

A menudo nos preguntamos cuando es suficiente ¨avance¨, cuando hay que avanzar más, cuando estamos siendo graciosos, y cuando estamos ¨tratando de entretener¨ a nuestra elegida, creyendo que eso nos va a llevar a algún lado, o esperando que ella tome la iniciativa.

 

 Entretenido VS Sexual

Todo el tiempo alumnos y compañeros de salidas insisten en algunos temas, esperando que alguien les dé la respuesta acertada, esa respuesta que va a hacer que este confundido muchacho se convierta en un Hombre, de un momento a otro.

 

Ese concepto, ese libro, esa próxima opinión, seguro que cuando ¨X¨, voy a ser ¨Z¨.

 

¿A qué viene esto?

 

En este tema, TAMBIÉN están tratando de resolverlo hablando, y lo que se hace con el cuerpo, se resuelve con el cuerpo.

 

Antes que nada, ninguna de estas cosas va a tener alguna resolución si no las ejecutan, así que dejen de esperar que alguien les dé una respuesta que les parezca LÓGICAMENTE COHERENTE, por que cuando la encuentren, se van a dar cuenta de que lo que hace sentido lógicamente, no necesariamente es la respuesta correcta, y mucho menos si estamos hablando de comportamientos, que requieren una química corporal determinada, que no vas a conseguir leyendo posts ni libros…

 

Antes que nada, limpiemos de EXCUSAS esta ecuación:

 

A veces por una cuestión de liberar la tensión, de alguna frustración, DECIRLO/HABLARLO suele resultar muy cómodo, y el sujeto ya no siente la tensión del problema, por lo tanto, no toma acción para resolverlo, y así sucesivamente en una situación, así que vamos a filtrar estos casos:

 

Escucho cosas como:

 

¨Es que no encuentro un punto intermedio¨.

 

¨Es que si avanzas muy rápido te toman por necesitado/pajero¨.

 

¨A mí me gusta divertirme, y si no disfruto el proceso no levanto¨ (ja, esta es especialmente buena, todo es culpa de alguien más aparentemente).

 

¨Es que yo soy así, me gusta reírme¨.

¨Yo soy así, avanzo de una porque no me gusta perder tiempo¨.

 

O algunos, directamente hablan como si no fueran responsables por sus actos…

 

¨No sé, me sale¨.

 

¨No sé, no me sale ser sexual¨.

 

Cuando no queremos reconocer incompetencia respecto a algo, tendemos a hablar con lenguaje de ¨intermedios¨, de ¨grises¨, como ¨soy un poco así, pero me falta¨, o acudir al pasado ¨yo antes era/hacía, pero después…¨ y cosas similares.

 

Esto es importante porque si se sigue liberando tensión, nunca va a haber suficiente para obligarlo a tomar acción y resolver el desafío.

 

Aclarado esto, realmente no es una dicotomía, no es ¨o muy sexual o muy divertido¨.

 

Son cualidades diferentes, y no hay necesidad de verlas como una dualidad, hacerlo nos pone en un Frame de ¨subir uno y bajar otro¨.

 

Quiero decir, ver inversamente proporcional la sexualidad con el grado de humor que use, quizá sirvió antes, pero es un modelo obsoleto, y deja afuera muchísimos factores que disminuyen las posibilidades de éxito, y algunos ni siquiera los reconocemos.
Tomemos por un lado el humor:

 

 

El problema aquí, no es ni por asomo la cantidad o calidad de chistes, es la subcomunicación al hacerlo (es decir, la comunicación no verbal).

 

El problema no es que ¨nos gusta divertirnos¨, el problema es ser débil y no soportar la tensión como un hombre.

 

 ¿Por qué nos reímos?

 

elation

 

La risa, es un mecanismo de liberación de tensión.

Los primates, muestran los dientes en señal de intenciones pacíficas, y según se asegura hace un tiempo, los humanos compartimos este mecanismo.

Cuando sentimos tensión acumulada, dependiendo de nuestra fortaleza de Juego Interno, la liberamos o la libera alguien más.

En el mundo de las ventas, es conocida la ¨teoría del silencio¨. Esta trata de que el vendedor deje de vender (oversell) y cierre la boca.

Generalmente cuando el cliente no dice nada, o ¨sino se cierra solo¨, nos ponemos nerviosos y hablamos de más, liberamos tensión, baja nuestro estatus, y se nos percibe como más propenso a ceder, y cada repetición de esta situación, hace que se nos perciba menos atractivos, menos ¨Dueño de sí mismo¨, y esto, hace que perdamos a la chica en segundos.

 

Humor

Se dice que la forma en que funciona el humor, es por incongruencia, o incompatibilidad con la realidad adoptada.

 

Por ejemplo: una hipérbola (nombre de exageraciones en publicidad y en humor), es una exageración.

 

Por ejemplo: un chiste en donde se hace referencia a algo muy grande, muy chico, pero de alguna manera, imposible que sea real.

 

El cerebro, detecta la incongruencia, y tiene que readaptar su realidad, o eso debería hacer, pero por sus paradigmas, clasifica como imposible algo, y decide liberar esa tensión.

 

Esta descarga, se hace riéndose, o, si es una persona muy sensible y/o reactiva emocionalmente, va a tratar de hacer chistes, para que la otra persona se ría.

 

Esto acarrea otro problema. Si hacemos un chiste, y subcomunicamos que estamos haciendo ¨el seguimiento¨ al chiste, para ver si se ríen, etc., se interpreta como bajo estatus, y no da gracia, por lo patético del personaje.

 

Todos conocemos a esta persona de alto status que, hace comentarios que son graciosos, pero muchas veces ni se ríe al hacerlo, o de pronto, es más difícil de hacer reír.

 

Eso es porque se percibe con un buen estatus, y no siente necesidad de liberar tensión, o buscar rapport.

 

Efectivamente, hacer chistes de mas solo por estar nerviosos, es buscar rapport (buscar conexión, para conseguir algo).

 

Tratar de hacer reír a los demás para que dejen de imprimir tensión en vos, también es buscar rapport y comunica bajo estatus (entendiendo estatus por la posición ¨jerárquica¨ natural en un grupo, dado las cualidades que comunica consistentemente, lo mismo se da entre un solo hombre y una sola mujer, obviamente).

 

Entonces, ¿me quedo serio del todo, o toqueteo mucho en todos lados?

 

La razón por la cual generalmente se trata a la sexualidad y el humor como una dualidad, es porque ambos son causa y consecuencia de algo que es realmente más importante que especular con menos o mas chistes, esto más importante, es la TENSIÓN.

 

Justamente lo que hizo que subiera esto, fue que Joselo (uno de los usuarios de Cordoba) trabajo exactamente esto el pasado práctico, y con Emirucho también tuvimos una charla al respecto, y como lo hicimos entonces, vamos a tratar de simplificar esto para que sea APLICABLE INMEDIATAMENTE.

 

Entonces, nos vamos a centrar en el MANEJO DE LA TENSIÓN.

 

El humor es un mecanismo de liberación de tensión, la risa es la manifestación de esta liberación.

 

La sexualidad, o tensión sexual, es tensión al fin, generada como sea, pero bien dirigida.

 

El manejo de la Tensión es una cuestión de estatus, percepción de posición en el entorno, alguien calmado y seguro, fuerte, no necesita liberar tanta tensión como otros miembros del grupo, se lo ve menos REACTIVO, menos INQUIETO, menos AVIDO POR RESPONDER/ENTENDER/COMPLACER, ¨lo que sea para que dejen de mirarme¨, aunque signifique ser el chivo expiatorio del grupo.

 

¿Ok, y ahora, como creo tensión sexual?

 

ok y ahora como genero tension sexual

 

Un gran problema de muchos, es que creen que con este tema de la tensión sexual, son ¨no tan buenos¨.

 

Y el problema real es que NO TIENEN IDEA de cómo hacerlo.

 

Lo más acertado que escuché, fue ¨pensar que estas teniendo sexo con ella¨, y de ahí “contagiarle el estado sexual”.

 

Esto es bueno porque, en definitiva es una forma simple de entenderlo y acceder a un estado interno y bioquímica interna, rápido y sin pasarlo por la mente lógica.

 

Pero no está de más entenderlo, para poder reproducirlo cuando sea y a voluntad.

 

La propuesta es ver la tensión sexual y el humor, como dos caras de la misma moneda, en vez de opuestos, una moneda que es la tensión.

 

Y entender que ya sea respecto al humor exagerado, o avances sexuales muy agresivos, siguen siendo una cuestión del manejo de tensión.

 

Ahora que entendemos esto, veamos qué podemos hacer al respecto:

 

El ¨ser muy agresivo¨ en el avance sexual, o ¨ser muy sexual¨, es también frecuentemente usado para distorsionar el problema real.

 

En el encare, es muy frecuente hacer idioteces pseudo-intencionales, para destruir sus propias posibilidades… auto sabotaje, pero ¿por qué?.

 

Simple: ¨si cago el grupo que encare y parece que fue a propósito, nadie puede dudar de mi habilidad¨ y después excusas como ¨a mí me gusta divertirme, si no le gusta es problema suyo¨.

De esta forma, se libera de la tensión de ganar/perder el grupo.

 

Esto también es síntoma de otro problema más profundo, un claro apego emocional a los resultados (de eso hablaremos en otro momento).

 

Entonces, con esto de hacer muchos COMENTARIOS sexuales (solo verbalmente), OBVIAMENTE te va a hacer quedar como un débil gusano, por que se dan cuenta que no tenés la mínima fuerza para soportar tensión por parte de una mujer de 50 kilos y menos de 1.65m.

 

¿Suena duro? quizás pero, ¿acaso no es cierto? ¿No te sentís intimidado? Si no fuera así, no tendrías estos problemas, de nuevo vemos como el desafió yace en el Inner Game.

 

Igual, similar al perfil mode four (del libro Mode One), hay un perfil más agresivo, este se pone realmente agresivo con una clara manifestación de resentimiento o misoginia, esto se traduce en tipos que tironean o forcejean DE MÁS con las mujeres con las que interactuan.

 

Y esto, obviamente te hace ver débil de nuevo. Muestra que no sos capaz de controlarte, ni de controlarla, muestra que para abrir una simple puerta, en vez de ir caminando y abrirla, vas corriendo a patearla, como si de un monstruo se tratara…usar toda tu ¨fuerza¨ para una pequeña mujer, comunica mucho esfuerzo, demasiado.

 

Bien, todo muy lindo pero… ¿qué hago?.

 

Ok, en ASES nos gusta tratar los desafíos desde varios ángulos, así que vamos a tratar de hacer lo mismo aquí.

 

Te puedo asegurar que cuando podes soportar altos grados de tensión, vas por el mundo tranquilo, y es como si los demás se estuvieran quemando, o estuvieran desesperadamente sedientos, empezás a tener un control diferente de vos mismo, y del entorno (tomando ¨control¨, muy entre comillas).

 

Comenza a observarte en los momentos de tensión, y en las simples situaciones sociales.

 

Un player de Buenos Aires, me dijo una vez: “Quiero dejar de sentirme nervioso en SITUACIONES SOCIALES BÁSICAS“.

 

Esto me llamó poderosamente la atención, por la forma de entenderlo que tenia, mientras que la mayoría me vienen a preguntar sobre ¨hacer menos chistes¨ o ¨hablar chanchadas¨. Parecía ser uno de los pocos que SÍ ve el problema, es un problema de Juego Interno)

 

La solución que le di fue: Aceptarlo.

 

Acepta la presión, la tensión, el nerviosismo, no hay una forma virtual de ADAPTARTE.

 

Después de años en el game, estoy convencido de que las habilidades se desarrollan por adaptación (es decir, Estrés, Reacción, Compensación, Adaptación) este proceso se da, y nos ¨afilamos¨, por eso nuestro enfoque práctico ante todo, y de la manera más fácil de INTERNALIZARLO, y una manera natural y fluida de comunicarlo pasivamente (pasivamente, entendiendo que se comunican cualidades atractivas sin necesidad de hacer ninguna, técnica o rutina aparatosa, o grandes estructuras, es solo fluir).

 

Básicamente, entender que a menudo nos reímos por que no nos sentimos capaces de soportar la tensión.

 

A menudo hacemos chistes para que otros liberen la tensión.

 

La pregunta es:

 

¿Estoy haciendo este chiste porque quiero, o porque quiero agradar/impresionar?.

 

De esto, pueden hablar y especular mucho, pero ahorren energías en excusas y distorsiones, y piensen para adentro: “¿que tanto lo hago?” (TODO EL MUNDO LO HACE EN ALGÚN NIVEL).

 

Una herramienta sumamente útil, que quisiera dejarles, es la pregunta: ¿Para qué?

 

La mejor forma de saber la intención de algo, no es preguntando ¨porque¨ hacemos algo, es preguntando: “¿Para qué?”.

 

El “por qué” trae como respuesta excusas y justificaciones, ejemplo:

 

        ¿Por qué seguiste haciendo chistes y te reías como una colegiala excita

 

        ¨Porque me gusta divertirme¨.

 

        ¨porque me pongo en Estado¨ (puajjj).

 

        ¨Porque me salió así¨

 

Bueno, listo, dejalo así y que tengas buena vida…pero ya deberías saber que  si no tenés el criterio/fuerza/coraje/responsabilidad para hacerte cargo de lo que sale de tu boca, QUE MUJER podría sentirse segura con vos?¨

 

Se te juzga y califica por tus comportamientos, por lo que haces, no por lo que decís que hacés. Quiero decir que en todos y cada uno de los micro-comportamientos que haces se manifiesta tu identidad verdadera, no es tan fácil como decir ¨bueno, en esto que es algo pequeño la dejo pasar, pero cuando necesite, voy a ser muy valiente/asertivo/responsable/pro activo/etc”.

 

No te la cree nadie.

 

Esto, que puede parecer no relacionado, es un pantallazo de lo que ocurre dentro, mientras estamos ¨siendo muy graciosos o muy sexuales¨.

 

Esto es un juego de auto control, no de ser el más gracioso, o el más sexual. Es ser, justo lo que es necesario en el momento.

 

Pero para esto, tenés que tener la posibilidad, el recurso de ser altamente sexual, y moderadamente gracioso.

 

La complacencia del cierre viene de la mano del frame en que ella esté, por eso se escala en contacto físico, para que se SIENTA en un frame sexual.

 

 

La complacencia del cierre viene de la mano

 

Se va a SENTIR sexual, si activamos ese ESTADO INTERNO en ella.

 

La acción de tener sexo, o similares, es liberar tensión, tensión sexual.

 

Y no importa si sos feo, o ¨demasiado gracioso ¨, si creas tensión, alguien la va a liberar, solo tenés que aguantar y seguir liderando, tomando acción.

 

uando comunicas alto estatus, haces reír a carcajadas con gestos, con SILENCIOS, cuando abrís la boca, la gente realmente te quiere escuchar, y construís tensión sexual MUY RAPIDAMENTE.

 

Acortémosla…

 

Ok, para ser sexual, NO HABLES DE SEXO, es débil y muestra que sos un tipo que habla de sexo más de lo que lo hace (al menos en el tiempo que te conoce).

 

Ahora, respuestas claras en cuanto a ACCIONES:

 

Crear tensión sexual:

 

-Hacer contacto físico firme, PERO SUAVE.

 -Hacer contacto físico desde el principio.

 -Mucho contacto visual. No me importa si sos tímido, curtite, o trabaja tu ansiedad, generalmente percibimos nuestro uso del espacio en base a creencias, basadas en como creemos que nos ven o nos escuchan, y normalmente uno cree que habla más fuerte, hace mas contacto visual, y hace mas contacto físico, del que realmente hace.

 

En fin, tratala como si fuera tu novia, TRATALAS A TODAS COMO SI FUERAN TU NOVIA, y activa en su memoria Kinestésica, en su memoria emocional y física, el estado sexual que querés.

 

¿Ya tenés atracción? LISTO, CORTA EL SHOWMAN. FUCK IT!

 

SIEMPRE HACÉ MAS CONTACTO VISUAL DEL QUE TE PARECE BIEN.
SIEMPRE HACÉ MAS CONTACTO FÍSICO DEL QUE TE PARECE BIEN.
SIEMPRE HABLA MAS FUERTE DE LO QUE TE PARECE BIEN.

 

En todo caso, después recalibras, pero eso no te lo puede enseñar nadie, es tu cerebro contra el entorno, en tiempo real, es improvisación constante, por eso es que es una boludez aprenderse rutinas hoy en día.

 

En fin, de nuevo volvemos al viejo ¨No seas reactivo¨.

 

Prefiero decirlo como ser Proactivo, o Asertivo (esto deja de lado la representación mental de ¨lo que sea a lo que se reacciona).

 

No ser reactivo a la tensión, riéndote de más, haciendo chistes de más, etc.

 

¿Cuándo es ¨de más¨?

 

Te vas a dar cuenta, cuando sientas esa ansiedad parecida a la vergüenza, es el rechazo social que te hace sucumbir ante la presión social, ¡RESISTILO! ADAPTA TU CEREBRO PARA ESTAR RELAJADO EN SITUACIONES DE ESTRES.

 

Te vas a dar cuenta cuando comiences a recibir risas o sonrisas falsas.

 

Te vas a dar cuenta cuando SENTÍS que el chiste ¨no pegó¨.

 

Entonces, ya mencionamos como ser mas sexual de una manera económica, sin desperdiciar tiempo y esfuerzo hablando de lo play boy que somos, y más bien haciéndolo, esto nos posiciona como hombre de acción inmediatamente, sumamente atractivo para una mujer.

 

También mencionamos que el humor es para divertirnos, no para sentirnos menos tensos que una delicada mujer.

 

 ALGUIEN VA A LIBERAR TENSIÓN

 

Ya sea vos o ella, ¿quién es más débil? (para una mujer está bien ser débil ante la tensión, pero para vos, ¿lo está?) o ella cede, libera tensión y SIENTE INMEDIATAMENTE que su atracción por vos sube, o vos claudicas liberando tensión, te mostrás incongruente, y SENTÍS como pierden atracción por vos, lo ves en su cara, su cuerpo deja de enfrentarte, su mirada pasa de ¨ligera intimidación¨, a ¨sos mi fucking mascota ahora, te tengo en mis manos gusano¨ (jajaja o quizás algo tipo ¨no me intimidas, entiendo perfectamente lo que estás haciendo y no te va a salir¨).

 

Señores, no quería hacer tan largo esto pero todo está relacionado con todo, y con el Inner Game, así que creo que pudimos aclarar algunas causas de estos problemas aparentemente superficiales.

 

Saludos a todos, espero les sirva.

 

PD: Avisen si quieren que suba mas artículos y demás de los que tenemos, según el tema que pidan. ASbrazo

Cheers!

 

Rusty.

 

Respeto vs Miedo a Expresarse (Miedo a Ser)

¿Soy respetuoso o tengo miedo de decir lo que siento/pienso?

Es mejor ser violento,
Si hay violencia en nuestros corazones,

Que poner el manto de la no violencia

Para cubrir nuestra impotencia.

Mahatma Gandhi

Más allá de la ¨violencia¨, el mensaje es claro, respetá tu esencia, en lugar de fingir ser ¨olíticamente correcto¨, solo or que sos medio pollerudo con mami, o te gusta sentir el mismo tipo de energía por aprte de una mujer.

En esta ocasión, lo que me llevó a escribir este artículo, es una conversación de la cual formé parte, un poco sin quererlo.

 

Y al igual que fingir pacifismo, fingir amabilidad, fingir consideración y fingir ser un caballero, solamente en frente de una mujer, muestra debilidad y miedo. Debilidad de caracter, que se corrompe según quién tiene en frente. Miedo, se mostrar su verdadera naturaleza y no ser aceptado.

 

Algunos de estos hombres, se pronunciaban fuertemente en contra de ¨la falta de respeto¨ hacia la mujer, y otros decían que respetar más de la cuenta puede llegar a ser un obstáculo si tenemos intereses románticos en una mujer.

 

 

stock-photo-a-submissive-cartoon-man-is-a-doormat-94508647

 

Estoy a favor del respeto, pero es necesario diferenciar entre el respeto, y el miedo.

 

¿Miedo a que?

 

Como ya hemos hablado anteriormente, la aprobación social, es una de las cosas que más condicionan el comportamiento humano, y el hecho de ¨ser aprobados¨, depende de la otra persona, no de nosotros. El problema aparece cuando tratamos de controlar lo que los demás piensan de nosotros y comenzamos a medir nuestras acciones, lo cual hace que nos comportemos según creemos que a los demás les agradará. Generalmente observamos a los demás en búsqueda de lo que es aceptable, o no, en vez de comportarnos como realmente somos.

 

He escuchado excusas como: ¨pero no es lo mismo en cualquier lado¨, ¨con una mujer es diferente¨, y hasta cosas como ¨si me saco los mocos estando solo, no lo voy a hacer delante de una chica¨.

 

Bien, yo personalmente, optaría por dejarme la nariz tranquila y aprender algo de modales, de esa forma no tenemos comportamientos desagradables o que no nos gustan, en vez de solo esconderlos cuando estás cerca de una mujer.

 

Ahora, revisemos lo anterior: este tipo de hombres, dicen y hacen cosas que delante de una mujer no harían. ¿Es impresión mía, o huele a hipocresía?.

 

Quizás puedas recordar todas las veces que hiciste favores que no harías normalmente, que no respondiste como querías, no defendiste tus ideas o simplemente no estableciste límites.

 

¿Y todo por qué?

 

¿Porque sos respetuoso con las mujeres?

 

¿O por que tenés miedo de mostrarte como sos realmente, lo que pensás o decís cuando sos sincero, por miedo a no caerle bien….?

 

Ok, digamos que te creo el ¨porque…”

 

Podrías dar una respuesta a la pregunta ¿Para qué?

A continuación expongo un fragmento del trabajo de un cliente con el fin de esclarecer cómo se debe utilizar la pregunta Para qué

 

Ejemplo con cliente:

    -¿Para qué escondiste lo que pensabas?
    -¨Para no molestar a los demás¨.
    -¿Y eso, para qué lo haces?
    -Y, por que…

 

Aquí se interrumpe la respuesta para reorientarlo hacia la intención del comportamiento, es común irse por la tangente, ya que el ¨porque¨ trae como respuestas justificaciones y excusas, en vez de la finalidad del comportamiento, por eso insistimos con el ¨para que¨.

-La pregunta es ¿PARA QUE?

 

-y…para…no caer mal…

 

-¿Para qué querés no caer mal?

 

-Para caerles bien (por redundante que parezca, así de difícil es para una persona reconocer un comportamiento parásito, por eso tratan de responder otra cosa, simple mecanismo de defensa tratando de conservar su realidad intacta).

 

-¿Y para qué querés caer bien?.

 

-Para sentirme cómodo.

 

Ok, vemos que esta persona, deposita la responsabilidad de cómo se siente con los demás, en vez de tomar dicha responsabilidad. Esto, a su vez, lo lleva a tratar (en vano) de controlar el entorno, intentando ¨decirles¨ a otras personas ¨lo que deben¨ pensar de él. Esto se hace a nivel verbal, y de subcomunicación,como ya hemos explicado anteriormente.

 

Es decir, el individuo está haciendo un esfuerzo mucho mayor tratando de controlar a los demás, controlar su opinión de nosotros, que simplemente siendo como es, sin contenerse de nada dentro ciertos límites por cuestiones de seguridad.

 

Cabe aclarar lo siguiente:

 

Si sos un mal educado, irrespetuoso o desubicado, no lo vas a cambiar ocultándolo; de hecho, mientras más lo escondas, más vas naturalizar ese comportamiento, y vas a protegerlo mediante justificaciones, excusas y otros.

 

¿Cómo te sentirías sabiendo que el ÚNICO que puede controlar tus emociones sos vos, y ya no necesitás andar cuidándote de decir o hacer cosas que son auténticamente tuyas?

 

quien sos y cambialo si es lo que querés, pero esconderlo solo te va a traer serios conflictos a corto y largo plazo, empeorando con el tiempo.

 

Generalmente estos hombres HABLAN sobre respeto, segundos después repetían frases como ¨son todas P%&@$¨, etc…, y esto, no solo genera una incoherencia en su discurso, sino que a la hora de verdaderamente hablarle a una mujer, ella va a notar que está tratando de ser ¨respetuoso¨, a límites fuera de lo cotidiano, ¨solo por ella¨.

 

Lejos de sentirse ¨especial¨, se va a sentir abrumada por atenciones que no quiere y no pidió, sintiendo que esperás algo a cambio (de hecho que así es).

 

Y creo que cualquier mujer coincide en que, sentir que están hablando con vos y siendo amables solo para conseguir algo (sexo tal vez), no es lo mejor que les pasó en la vida; de hecho, es muy buen ¨Mata-Atracción¨, muy efectivo.

 

Existe el tipo de mujeres que toma lo que le ofrezcan con todo gusto, y después se van, sin mostrar siquiera el ¨respeto¨ que estos hombres tratan de demostrar, pero no creo que quieras estar cerca de una persona así (sea hombre o mujer), y si de verdad te gusta ser dócil sin tener claro el ¿PARA QUE?, deberías consultar un profesional que pueda tratar este tipo de comportamientos autodestructivos (siempre y cuando no seas capaz de cambiar estas conductas por medios propios y herramientas acordes).

 

En una relación/interacción, tanto el respeto como cualquier otro valor, debe ser recíproco, de lo contrario el foco de poder deja de estar (satisfactoriamente) equilibrado, y comienza una relación de ¨Amo-Esclavo¨ en donde uno tiene marcadamente mayor estatus, y el ¨control¨ sobre la otra persona.

 

2012060126Mujer_dominante_feminismo_I

 

Según mi visión, el problema no está en si se respeta o no. El problema reside en la interpretación del concepto de respeto.

 

Definición:

 

El respeto o reconocimiento es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo.
El término se refiere a cuestiones morales y éticas, es utilizado en filosofía política y otras ciencias sociales como la antropología, la sociología y la psicología.

 

Bien, como podemos ver, no dice nada de las personas con lo poco saludable y necesitado de caerle bien a todo el mundo.

 

Uno de los conceptos más importantes de las dinámicas sociales es:

 

El Poder del Discurso reside en la Reacción que esta causa.

 

Sabemos que una Identidad Poderosa es altamente atractiva. Ahora analicemos lo siguiente:

El individuo no se comporta como siempre, o no hace lo que quiere, o dice lo que quiere decir, para no molestar a terceros.

Ergo: se está privando de expresarse libremente, por miedo a ¨caer mal¨.

Esto, lo va a alejar (con suerte) de ¨ser no agradable¨, pero, lo va a acercar a ¿LO QUE REALMENTE QUIERE?

 

Empezó acercándose PARA conocer a esta mujer que le interesa, pero en vez de eso, comienza a ejecutar acciones PARA no ¨quedar mal¨.

 

Este tipo de personas, ¿nos impresiona? ¿Les gusta? Claro, si queremos una mascota, siempre es bueno que obedezca, pero para una mujer adulta, ¿resulta atractivo esto?.

Cuando fue la última vez que escuchaste algo como:

 

Tipología Hombre B

¨Nico es TAN cuidadoso de no quedar mal, vive al límite, me hace sentir muchas cosas¨, o algo como: ¨Lucas le cae bien a todos, como no defiende sus ideas y valores propios, se esfuerza por no enfrentarse a ninguno¨.

 

Por otro lado:

 

Tipología Hombre A

Un hombre que no teme expresar sus ideas, posturas, que vive sus valores y no sigue las reglas de otros, que va por lo que quiere en la vida, que se acerca a la mujer que quiere, cuando quiere, no espera a que esté soleado, no da vueltas, no le importa ninguna excusa, es un hombre enfocado, asertivo.

 

Quizás se vaya acercando con una sonrisa, hable simpáticamente, pero sin esconder sus intenciones, ni ocultar su forma de ser.

 

¿Cuál te parece más atractivo? ¿Querés mostrarle esto a una mujer y preguntarle su opinión?.

 

Por favor, hacelo.

 

¨ALTO RIESGO, ALTA RECOMPENSA¨

 

Poner a las mujeres en un pedestal no es respetarlas, es someterte.

 

mujer-dominante

 

Creeme, a las mujeres no les gustan los sometidos, al menos no para tener sexo o una relación romántica.

 

¿Alguna vez te quejaste de que, pese a ser ¨re piola¨ con ella, ser el mejor amigo, el que le escuchó sus problemas con otros HOMBRES, ella aún así se va con ese mismo tipo?.

 

Bueno, solo para que sepas, se está yendo con un hombre tipo A, el tipo B se queja, se amarga, y con el tiempo se vuelve resentido y con tendencias misóginas.

 

 

“Si los hombres supieran todo lo que las mujeres piensan,
serían veinte veces más atrevidos”
– Alphonse Karr (novelista Francés).

 

Cheers!

Las 5 Fallas Más Importantes en la ACTITUD de los Hombres al Atraer a una Mujer

Mucho se repite que lo más dificil para un hombre es romper el hielo, y es por eso que ni siquiera se acercan a las mujeres que les gustan.

Una gran cantidad de hombres creen que solo tienen problemas para empezar a hablar, si bien la experiencia en el Coaching nos dice que cree que es su única falencia, el hombre promedio generalmente no avanza mucho mas que eso, y no tiene oportunidad de notar las debilidades.

Sin embargo, sin inicio no hay viaje, y todo el mundo tiene que comenzar de alguna manera, así que veamos los errores mas frecuentes que los hombres cometen…

Falla Nº 1: El Merodeo

 

Este comportamiento se reconoce por la tendencia a “dar vueltas” antes de acercarse a una mujer, ya seas vueltas físicas, o vueltas verbales.

Si sos un merodeador, tenés que saber lo siguiente:

Este comportamiento comunica que tenés dudas y no confías en vos mismo lo suficiente como para hablar con una mujer que hasta el momento, parece inofensiva.

Poniéndote en su lugar vas a entenderlo mejor:

Si alguien comienza a mirarte, caminar en círculos alrededor tuyo, mirándote por el rabillo del ojo, ¿cómo recibirías a esta persona cuando te hable?

 

1

 

Ya sea hombre o mujer, es natural que en este tipo de situaciones nos hagamos preguntas como: “¿qué quiere de mí?”, “¿que se trae entre manos?”, o simplemente preguntarse la razón por la cual no se acerco directamente a hablar, en lugar de ese extraño ritual que resulta incomprensible para una mujer.

Sabemos que esto te ocurre porque estás esperando “el momento perfecto” para hablarle, lo cual nos lleva al segundo error:

 

Falla Nº 2: No “saber” que decirle (creer que tenemos que decir algo asombroso todo el tiempo)

 

2

 

El clásico problema de “quedarse sin nada que decir”, que deja hasta al más parlanchín del grupo mirando hacia abajo y murmurando ideas vagas de tanto en tanto.

Te preguntas que será mejor para decir, te invade un “Diálogo interno” que te causa esa sensación desagradable de esos “silencios incómodos”.

Este problema viene de tratar de impresionar con lo que sale de tu boca. Esperas que algo de lo que digas, sea tan alucinante, que ella se va a enamorar de vos y quitarse la ropa inmediatamente…

No pierdas más tú tiempo, no es así como ocurre. No hay nada que puedas decirle a una mujer para conseguir atraerla, si no lo estaba desde antes.

Las palabras que salen de tu boca no son tan importantes. No tanto como tu Actitud, tu Confianza, tu Relevancia Emocional (esto es, que rango de emociones experimenta una mujer en tu presencia, y con tu presencia).

No te esfuerces tanto por la “calidad” de lo que vas a decir.

Logrando que no te importe su opinión acerca de lo que hablas, vas a estar relajado para decir las cosas que vienen a tu mente naturalmente, como cuando estas con amigos, o en cualquier situación en la que te sentís bien (sin ningún tipo de miedo, ansiedad, etc.)

Con tus amigos no te pasa esto (asumiendo que estás expuesto a algún tipo de roce social), con tu madre no estás mirando el suelo como si fueras una tímida colegiala, ni sudando como si estuvieras en el ring con Mike Tyson, hablas o no hablas.

No intentas “llenar espacios”. No evitas los silencios incómodos, no te importa.
Cuando hablamos con alguien que consideramos de menor estatus que nosotros, no nos esforzamos en elaborar un contenido interesante.

En contra parte, en estas situaciones, generalmente es la otra persona quien se esfuerza en generar conversación, y se preocupa por la “calidad” de la conversación (a menos que se conozcan o asuman igual estatus).

Esta diferencia se da por que una mujer hermosa representa cierta importancia para tu cerebro. Tu SARA (Sistema de Activación Reticular ascendente) se encarga de recordarte la prioridad que tiene una mujer en tu cerebro primitivo, comparado con otros “asuntos no vitales”.

A tu cerebro primitivo no le importa que te creas muy intelectual y evolucionado, esto responde a mecanismos BÁSICOS, PRIMITIVOS Y NECESARIOS PARA LA SUPERVIVENCIA.

Este irreverente cerebro, o su parte, se conoce como Cerebro Reptílico, y es quien se encarga también de otras respuestas subconscientes como la respuesta química hormonal de Pelea o Huída.

Dado que se reconoce en una mujer atractiva un gran valor (valor intrínseco de reproducción), te pones en modo “tengo que compensar la diferencia de valor”, y ahí es cuando tratas de hacer más comentarios graciosos, de decir más cosas interesantes, todos intentos que son fácilmente reconocidos por lo forzados y antinaturales que son. Por ende, sos percibido como alguien que “se esfuerza demasiado”, y esto se da cuando queremos obtener algo a cambio, ya sea un comportamiento, aprobación, o simplemente un poco de atención. Ni hablar de un hombre que cree que tiene que “impresionar” a una mujer para obtener sexo a cambio, lo cual retomamos en la siguiente falla.

Cuando te relajas, sin necesidad de intentar “demostrar tu estatus”, te relajas y sos capaz de tener una comunicación en términos humanos, en vez de tratar de impresionarla, comunicas quien sos cuando te sentís bien con vos mismo, cómodo, cuando pensás y te sentís como te gusta.

 

Falla Nº 3: Tratar de Impresionar a las Mujeres

(Creyendo que esto las hará sentirse atraídas)

 

A menudo veo hombres tratando de impresionar a las mujeres con su dinero, estatus, autos, ropa, relojes, y todo tipo de intentos retardados por hacerle creer algo a la chica.

 

Quizás que son mejores que ella, quizás que tienen mejores recursos, se transforma en una exhibición de recursos, para hacerle ver de alguna manera que “le conviene” estar con él, por todos sus recursos.

Una advertencia válida a tener en cuenta es la siguiente:

Esto se trata de comprender que nadie merece que te preocupes tanto por lo que piense de vos, y deberías comportarte como si lo entendieras en lo profundo de tu identidad, y en lo ínfimo de cada acción.

Se trata de sentirte bien con tu estatus y tu Identidad, no de intentar manipular a otros tratándolos como si tuvieran un estatus inferior al nuestro. Este tipo de comportamientos comunican la necesidad de compensar algún tipo de complejo de inferioridad, lo cual, como imaginarás, no es algo Atractivo.

Y una manifestación aún más común que exhibir estatus, es tratar de compensarlo.

No está de más recordar que la compensación, es un mecanismo de defensa ante el sentimiento de inferioridad o estatus inferior.

 

4

Esto nos lleva a los hombres que creen que “tienen que hacer cosas” para lograr el favor de su doncella. Que tiene que hacer grande proezas y demostrar su valor, con elaborados chistes, comentarios de “alto” contenido intelectual o capcioso como muestra de inteligencia, que no son muy frecuentemente apreciados en un entorno donde las personas quieran relajarse o divertirse.

No intentes demostrar que sos inteligente. No intentes de demostrar que sos gracioso. No intentes de demostrar que sos atrevido.

No intentes demostrar nada. No es necesario.

A tener en cuenta:

No es necesario entretener a una mujer para que se sienta atraída. No es necesario que crea que somos ¨un buen chico¨, no es necesario que le digas todo que sí, que te rías de todo lo que dice, y hagas la vista gorda cuando te falte el respeto de alguna manera (lo hacés de cobarde, ya que con eso no conseguís nada, y encima matás la atracción).

Comunicarse desde la mentalidad de “tengo que hacer algo para que se quede hablando conmigo”, es lo contrario a atractivo.

Seguro, con tus pasos de baile y tus trucos de magia, haces que todos sonrían (si es que al menos logras eso), te palmeen la espalda y que te digan lo cool de “lo que haces”, sean chistes, historias, etc. Pero cuando dejas de contar historias, hacer chistes, o si se cansan de tus truquitos o se te acaba la pista de baile, ya no sos tan interesante, ya sabemos cómo termina esa escena.

Entonces, lo que te proponemos es ser Interesante, en lugar de hacer cosas interesantes, ser Atractivo, en vez de poner esfuerzo en memorizar, recordar y hacer todo el tiempo “cosas para crear atracción”.

El hombre, por el solo hecho de ser hombre, resulta atractivo instintiva y emocionalmente para una mujer. Si no la haces sentir incómoda (y te duchas seguido), le das la oportunidad de que te conozca como hombre, lo cual es atractivo, por simple compatibilidad.

¿Pero Rusty, entonces con esto me las levanto a todas?

No.

¿No dijiste que me las iba a levantar a todas?

No

¿Casi todas?

No.

¿Entonces para qué?

Para que comiences a comunicarte de hombre a mujer, no de esclavo servicial a amo, no de showman a público, no de bufón a rey.

 

5

 

Cuando te comunicas de hombre a mujer, desaparecen los “tengo que X para conseguir Z”. Sos vos, expresando tu identidad, hablando de lo que te gusta, y principalmente, COMPORTÁNDOTE COMO LO HACES NORMALMENTE, en contraposición con tratar de Comportarte/ser como crees (erróneamente) que debes hacerlo para gustarle a una chica.

 

Falla Nº 4: Lenguaje Corporal Débil

 

Es complicado gustarle a alguien si cuando le hablas miras hacia otro lado, o hacia abajo.

O ese alguien habla muy bajo por vergüenza.

O tiene miedo de expresarse y mostrar quien es (gran parte de “no tener que decir” viene del miedo a que nuestra persona no guste a los demás/alguien).

Todo esto, se transforma en una química corporal que se manifiesta en la Comunicación No Verbal (CNV).

 

6

 

Ejemplos:

Evitar el contacto visual: comunica que no soporta la tensión, está incómodo con el hecho de que lo observen.

Hombros caídos: En el reino animal (del cual formamos parte en el sentido biológico/instintivo) y del lenguaje del cuerpo, las posturas corporales en las que se ocupa menos espacio, son entendidas como sumisas. Y sin mucho análisis, alguien que tiene miedo de ocupar su espacio en el mundo, no es precisamente lo que busca una mujer en un hombre (generalmente).

Brazo/s excesivamente pegados al cuerpo: IDEM

Piernas/pies demasiado juntos: IDEM

Brazo/s cruzado/s: Postura cerrada: El problema no es que crean que “estamos cerrados”. El verdadero problema, es que comunica que sentimos la necesidad de protegernos de quien tenemos al frente. Cualquier acción que comprenda colocar algo entre nuestro interlocutor y nosotros es una variante de esto, que obviamente, funciona a nivel subconsciente.

Jugar con tus manos o algún objeto: Intento de liberar tensión, poca tolerancia a la tensión.

Falla Nº 5: Excusas

 

7

 

Si bien la dejamos en último lugar, es esencial y una de las más importantes a tener en cuenta. Las excusas aparecen a diario, y el ser humano es experto en crearlas.

  • Cada vez que culpamos a los demás de las cosas que nos pasan.
  • Cada vez que tratamos de culpar al destino, o la suerte.
  • Cada vez que te pones una excusa para no ir al gym.
  • Cada vez que te pones excusas para no hablarle a una mujer que te gusta.
  • Cada vez que te pones excusas para postergar tus metas.

La mayoría de nuestras decisiones son subconscientes, basadas en sistemas de creencias que reposan muchas veces en una falta de inteligencia emocional. Esto es; si no sabés interpretar la realidad con una gestión emocional adecuada, el mundo se torna hostil, difícil, al igual que las personas.

Las excusas, son solo la justificación racional (Racionalización) de esas decisiones.

Todo el tiempo actuamos y tomamos decisiones que descansan en procesos subconscientes (Filtros mentales, los meta-programas, etc.).

Estos principios explican como nuestras emociones toman el mando sin que nos demos cuenta siquiera, racionalizando después una excusa/justificación por la cual realizamos dicha acción.

Solo por citar un ejemplo de algunos de estos principios que hacen que se cree apego emocional a situaciones, personas, expectativas, etc., podemos mencionar los siguientes:

Principio de Inversión: Mientras más esfuerzo/energía pongamos en algo (una relación, un proyecto o un negocio por citar ejemplos) nos sentimos más y más compelidos a seguir invirtiendo, por miedo a perder lo invertido.

Puede ser que hayamos invertido en una relación, una sociedad, así como también se manifiesta en las más pequeñas decisiones.

¿Alguna vez te contuviste de besar a una mujer por miedo a que te rechace y “arruinar lo que tenías hasta entonces”?

O quizás no propusiste o concretaste algo, por miedo a “perder lo invertido”.

Como una partida de póker, en donde el que más dinero puso en el “pozo”, lo perciben como más importante que el que puso menos, ya que tiene más que perder.

Oferta y Demanda: Si algo es percibido como escaso, nuestro cerebro le atribuye cualidades positivas y atractivas para nosotros, impulsándonos a dirigir un esfuerzo voluntario por conseguirlo.

Aprobación Social: Nuestros cerebros están comparando continuamente nuestro comportamiento con el exhibido en el entorno, con el fin de adaptarse. De este modo, cualquier cosa que salga de lo habitual para ese entorno, es percibido como arriesgado, por que podríamos ganarnos la mala voluntad de alguien. En la época de los cavernícolas de hace 50.000 años era una realidad que, el exilio o rechazo social, significaba disminuir sus chances de sobrevivir.

Esto funciona tanto a nivel consciente (personas que se influencian fácilmente sin argumentos propios para adoptar tales conductas), como a nivel subconsciente, llamado Aprendizaje Social (o modelado inconsciente), en donde imitamos inconscientemente los comportamientos que percibimos como exitoso, efectivos, y/o económicos.

Entonces…

Toda excusa tiene un poco de verdad, de hecho, mientras más tenga de “real”, más justificada nos parece. Y mientras más inteligente se és, más propenso a creerse sus excusas sin siquiera notarlo, por la complejidad de dichas excusas.

Al margen de que, siendo un maestro de la excusa no llegarías muy lejos, hay otro perjuicio. Poner excusas no es algo que elijamos hacer, y podamos “desactivar” cuando queramos. Es un comportamiento, un sistema de creencias y una realidad que se hace más fuerte (en nuestras neurología y química corporal, por tanto en nuestra realidad) cada vez que la reafirmamos, ejecutando el “comportamiento de crear excusas de manera rápida e inconscientemente” y con el tiempo se hace más automático y más difícil de identificar.

Sabiendo esto, es importante tener en claro tres cosas:

1) ¿Cuál es tu objetivo/meta/sueño/deseo?
2) ¿Lo que estoy haciendo, me acerca a las cosas que quiero?
3) ¿Existe ALGO que me impida REALMENTE hacer esto?

A veces, es bueno ver todo obstáculo como excusa. De este modo, te acostumbras a ir más allá de lo que la gente común se atreve a ir, y lograr cosas que la gente común no logra.

No es algo que debamos aplicar con todo el tiempo, no significa que debamos correr en el tráfico por que el semáforo podría ser una excusa.

Significa que, en una imagen de equilibrio entre postergación y acción, la mayoría ya transitó el camino de postergar/renunciar sin haber intentado mucho. Ahora, es momento de cultivar cualidades que nos van a brindar cosas diferentes.

Seguí intentando más de lo mismo, y vas a seguir obteniendo más de lo mismo.

Aclarado eso, queremos instarlos a que filtren todas sus acciones por esta Regla de vida; No excusas

Cada uno encontrará su punto justo, no hay respuestas fáciles a la hora de descubrir quienes somos, solo prueba y experiencia.

Cheers!

No les creas nada

Regla N° 12: NCN

No les creas nada

¿Nada de qué?

¿Nada? ¿A quién?

¿Nada de nada?

¿Pero por qué?

Adiviná la respuesta….

Nada.

 

¿No es un poco paranoico?

 

El humano, en algún momento desarrolló sonidos para comunicarse y con los milenios, se fue sutilizando y haciéndose más complejo.

 

La mente lógica es capaz de manifestar cosas que no son ciertas.

 

Pero las emociones no mienten.

 

Quizás engañan, pero eso también es por una defectuosa integración entre los tres cerebros (Lógico, Mamífero y Reptílico), lo que causa una mala interpretación.

 

Por supuesto, gracias al Neo cortex (cerébro lógico) podemos controlar nuestros impulsos animales.

 

¿Pero, hasta que punto?

 

Y más perturbador aún, ¿por cuánto tiempo?

 

La habilidad de mentir en el ser humano es algo que también ha evolucionado, al punto de que las personas mienten una cantidad de veces por día, realmente increíble (recomiendo revisar las obras de Paul Eckman).

 

No trato de condenar a los mentirosos, pero si sos uno o practicas este arte muy seguido, deberías saber que por cada vez que lo hacés, estás confundiendo a tu subconsciente y este, de a poco va entendiendo que no sos tan de fiar.

 

Los comportamientos tienen una motivación mayoritariamente inconsciente, como las decisiones, por más que te guste creer que sos un ser muy civilizado, culturizado, intelectualizado, y evolucio…PUAJJJHH!!!

 

Dejemos de lado el ego humano y tengamos en cuenta que seguimos siendo animales en casi todos los aspectos. Y el que tenga ganas de discutir, que investigue las fuentes que damos.

 

¿A qué se refiere esa regla?

 

A que solo podes contar con las cartas que tenés en la mano, y lo que hay sobre la mesa.

 

Las palabras se las lleva el viento.

 

Seguro hay gente en la cual sentís que podés realmente confiarle un asunto importante. Y hablo de un asunto importante, no un secretito de colegialas.

 

¿Ahora, cuántos son?

Seguramente pocos, porque hay algo que nos cuesta discriminar con la gente que nos agrada, y esto es:

 

La gente no necesita ser ¨mala¨ para mentirte, o ser poco fiables.

 

Es una cuestión de falta de disciplina y responsabilidad a nivel social y cultural.

 

Una personalidad débil, que cede ante la presión externa, o una personalidad ¨demasiado¨ egoísta, es un perfil a observar antes de darles tu completa y relajada confianza, por más que te rías mucho, tengan mucho en común o te parezca agradable.

 

Los psicópatas suelen ser de los más agradables…seductores, les dicen…

 

La incongruencia es lo que lleva a estas cosas, y hay un factor más…

Las emociones…

Las emociones tienen como función mantenerte vivo, al igual que tu Instinto, por lo que muchas veces, lo que aprendiste intelectualmente que es lo correcto, no concuerda con tus emociones.

 

Y tus emociones no saben que ¨es una mentirita¨, toman el mensaje y tu subconsciente comienza a considerarlo parte tuya, tanto la verdad, como el engaño o incongruencia.

 

Los que tanto defienden la evolución humana, deberían ser los primeros en ¨hacer lo correcto¨, ¨no cagar al prójimo¨ y todo lo demás, pero las cosas a menudo no son como deberían.

 

Muchas veces, debemos cumplir con nuestra palabra, pero nuestra motivación nos lleva hacia otro lado.

 

Como Hombres evolucionados, debemos ser capaces de Dominar esas emociones al punto de tener una recta línea de conducta.

 

¿O quizás no, quizás es solo algo que repetimos para tener autoridad moral a la hora de decirles a los demás que hacer, re afirmando nuestro estatus de otra ¨sutil¨ manera?

No nos referimos a ¨lo correcto¨ que te dijeron, no el que te imponga el entorno, sino lo que sabés que es correcto como reflejo de tus valores como persona, como Hombre.

 

La feminización del Hombre que a tomado lugar en estos últimas décadas (como mínimo), es lo que lo ha hecho que ser emocionalmente inestable sea mas unas regla, y no una excepción en el género.

 

Los Hombres hoy en día dejan de cumplir con su palabra, acuerdos e incluso acciones por su propio bien en el largo plazo, por gratificaciones instantáneas.

 

Estamos en el siglo de la pastilla mágica, todo ahora, todo fácil, y si es posible, gratis.

Queremos todo gratis, por que si no invertimos nada, es más fácil dejarlo, renunciar y pasar a la próxima adquisición, la cuál no tendrá el mismo valor que para el que invirtió, que son: tiempo, capital, esfuerzo, cambios en tu realidad o creencias, energía mental, energía emocional, y hasta física.

 

Somos la generación del atajo, sin propósito mayor que la propia comodidad, y una persecución de cosas innecesarias.

 

Si fuera un romántico, quizás diría que este comportamiento de ¨gula¨ , tanto en el consumismo como en las relaciones, es un esfuerzo por compensar algún vacío dejado por un déficit, quizás de afecto, confianza, o en general, de no llenar las expectativas de su género (refiriéndonos a ambos), sintiendo constante disconformidad y esa ¨hambre ¨ que quiere más de lo que sea que ¨mejorara¨ nuestro estilo de vida consumiendo lo que sea; una moda, un estilo, que lleva a diferentes productos que hacen que te identifiques y necesites para sentirte ¨vos¨.

 

Quizás puedas comprarlo.

 

Pero quizás…solo tal vez…esa hambre es de otra cosa, de otra forma de sentirse ¨completo¨, o ¨feliz¨.

Quizás eso depende de tus acciones, y no de lo que puedas consumir u ostentar.

Los pocos que están comprometidos con causas reales, posibles o que valen la pena, son dignos de admiración.

Esos hombres han sido los que hicieron algún cambio en el mundo.

 

Y cuidado con los habladores que se llenan la boca con ¨cambiar el mundo¨, y los ves viviendo su vida, y las ¨sesiones de cambiar el mundo¨, no son más que una excusa para el ocio, esparcimiento y socialización.

 

El hombre perdió la esencia creadora y la cambió por el ¨síndrome de hambre eterna¨.

 

Siempre tratando de hacer lo mejor para el momento, estando esto estrechamente relacionado con el bien a largo plazo.

 

La inconsecuencia es lo que hace perder la confianza de los demás, en uno mismo, y en la humanidad.

 

Por tanto, cualquier ser humano de estos tiempos, está sujeto a ¨descubrir¨ algún factor, que le hace creer que ¨lo mejor¨ es no cumplir nuestros valores,¨ esta vez¨, o simplemente decir cualquier cosa conveniente en el momento, en lugar de expresar su verdadero yo y afrontar las consecuencias con desapego, disciplina y auto respeto, en vez de solo ¨incorporar¨ el comportamiento no deseado, haciéndolo cada vez más normal.

 

Sea hombre, o mujer…

 

Hay que hacer la salvedad de que, dar una ¨oportunidad a la gente¨ no te va a matar.

 

Sin embargo, dar muchas oportunidades sin entender el verdadero por qué (quizás el apego, agradarle a la persona, o que tus emociones te digan que Busques Rapport con esa persona), podría confundirte y perjudicarte bastante en el largo plazo, si no entendes tus propios patrones.

 

Bueno, ahora que presentamos los hechos con el humano en general, hay una sub división entre los humanos, que están más sujetos aún a obedecer a estas emociones, antes que a la razón.

 

¿Adivinaste?

 

Si. Las mujeres.

 

No pretendo atacar al género, pero es un hecho que sus hormonas las controlan muy intensamente y muy a menudo.

 

Esto no sería un problema si no fuera por el hecho de que ellas obtienen sus estados internos del entorno, y no tanto de sí mismas.

 

Se supone que el hombre genera sus propios estados, pero en estos tiempos y en la cultura actual (sobre todo occidental), es un hecho que los hombres manifiestan estos comportamientos femeninos. A veces, más frecuentemente que las mujeres mismas.

 

¿Nunca escuchaste por ahí ¨ya no hay hombres¨?

Bueno, a esto se refieren: la histeria e incongruencia del hombre del siglo XXI.

 

El caso, es que las mujeres (así como los hombres más ¨débiles¨ a la presión) van a decir lo que sea (o creer lo que sea) con tal de no ser objeto de juicio.

 

 

  • ¿No te parece? Algunos ejemplos que quizás escuchaste…
  • -“Yo no soy así”, y por algún motivo se comporta como si ¨sí lo fuera¨.
  • -“Tengo novio”, y no le importa tener una sesión caliente con vos.
  • -“Nunca tuve sexo la misma noche que conozco a un tipo”, y se fue con vos.
  • -“Fueron solo unos besos”, personas adultas juntándose para darse unos besos…

 

Algunas atentan contra cualquier chispa de inteligencia, pero a veces te gusta creelo…

-“Nunca engañe a un novio”, y está engañando al actual con vos. Por cierto, ¿realmente crees que se lo hizo a otro, pero cuando lo deje y esté con vos, nunca te hará lo mismo?.

 

-“Me gustan los chicos que me traten como una princesa”, este es genial, ni uno solo de los que tiene sexo con ella la trata así, solo los amigos eternos que ya están castrados y ubicados en su lugar, del que no se atreverían a salir.

 

-“Estoy confundida, no quiero estar con nadie, solo estar sola, conmigo misma”, a la semana te enteras quien es ¨migo misma¨.

 

No podes culparlas por sentir eso, son sus emociones buscando sobrevivir, o lo que en su versión sofisticada, interpreta que es lo más conveniente sin perder ni el pan, ni la torta.

 

Estrategia social que no suele salir bien, y fomenta la baja auto estima, comportamientos tóxicos, y consecuencias posteriores que repiten un patrón obvio.

 

Pero claro, debe ser culpa de todos y cada uno de los hombres que le tocó, no puede ser su responsabilidad que la relación sea aburrida, resentida, un infierno de celos, u olvidar todo lo que dijo, y comenzar a buscar el próximo reemplazante.

 

Pero, dijo que me amaba y quería estar conmigo por mucho tiempo…

 

Si, pero está haciendo otra cosa muy diferente…

 

Si podes culparlas por ejecutar el comportamiento incongruente o deshonesto, como a cualquier persona deshonesta.

 

Quizás, no puedas culparlas por sentirse juzgadas en la sociedad actual, ya que parte de esa responsabilidad es tuya.

 

Pero también, son responsables de no afrontar las consecuencias, buscando siempre la salida fácil a lo que ¨hicieron pero no querían hacer¨.

 

Hace 10 años, robar era vergonzoso, hoy es una muestra de estatus y razón de orgulloso alarde en el entorno idóneo.

 

Decirle ¨discriminador¨ a alguien que discrimina, no es realmente algo ofensivo.

 

Decirle “racista” a alguien que si discrimina entre razas, no es algo que tema.

 

Pero lo que no podés hacer, es tildar a una mujer con algún epíteto acorde a un comportamiento promiscuo…

 

Está sumamente mal visto que le digas ¨puta¨ (por citar uno…) a la mujer que te fue ¨infiel¨, o a alguien más, por que, seguro tiene una ¨buena razón¨, o por que ¨lo sintió así¨ ….y vos, bueno, vos tenés que aceptar que es TU culpa…

 

Por que algo no hiciste para bien ¨mantenerla contenta¨, y por eso fue a hacer lo mismo que hizo antes, sin remordimiento alguno…

 

No, no podés tildarla a esa mujer, ni ninguna otra que haya traicionado a alguien en alguna forma.

 

No puta, no gato, no garca, no trola, nada de eso…

 

Parte de sus derechos, es que estás obligado a ¨guardar el secreto¨, de lo que hizo/hace o es.

 

En cambio, el hombre si tiene responsabilidad, ¨los hombre son así¨, ¨son todos iguales¨, ¨está en su naturaleza ser infieles¨…

 

¨Los hombres no tienen razones, son solo perros¨, lo cual quizás sea verdad, pero humanos o perros, no dejan de ser la misma especie/raza que las mujeres.

 

Lo cuál nadie cataloga como violento, ni nadie parece advertir que tales juicios se limitan a UN género.

 

Adivina que: Ambos sexos comparten las mismas características biológicas que lo impulsan a reproducirse a la primera oportunidad que brinde valor y que no traiga consecuencias.

 

 

De este tema hablaremos más adelante, pero el punto ha sido expresado: hipocresía que el hombre de hoy termina engullendo, fomentando sin cuestionar y obedeciendo estos ridículos y discriminadores derechos que no están acompañados de ningún deber.

 

La consecuencia de esto, es que hay hombres confundidos que siguen estos postulados formulados en los que creen estar haciendo ¨lo que escuchó que debería ser¨: bueno, caballero, generoso, considerado, educado, cuidadoso, etc, etc, etc…

 

Y por algún motivo, esto sigue sin hacer que las mujeres le den el trato que le gustaría tener, sigue siendo un subordinado en la relación. A veces, desde antes de la relación se convierten en su ¨mayordomo ¨.

 

Sabes que sos el mayordomo, cuando te piden favores, y esto escala cada vez a favores más complejos o que requieren mayor complacencia.

 

Esto lo hace para catalogarte. Apenas accedes a ser ¨el chico de los mandados¨, es difícil que te vean atractivo, pero si te lo advirtieran, no les harías favores porque en tu propia debilidad, haces favores esperando algo a cambio.

 

Y si dijiste ¨yo no, yo lo hago por que me gusta¨, volve al principio de la lectura por favor.

 

No les Creas Nada, no es paranoia, es solo una forma de que no des por sentado cosas inciertas, y que confíes en hechos, y no palabras…

 

-A veces cuando te acercas a una mujer, te va a decir: “Tengo novio”.

 

No les Creas Nada. Puede ser que no lo tenga, y después se dé cuenta de que si le gustabas y que no debió haberte mentido, pero eso solo va a ocurrir si No Crees lo primero que te dicen.

 

O tal vez si tiene novio, pero No les Creas Nada. Te sorprendería la cantidad de mujeres que se olvidan del novio para seguir sus emociones del momento, y tienen menos remordimiento que vos.

 

-Te pueden haber dicho muchas veces: “Me gustas, pero tenemos que conocernos más”.

 

No les Creas Nada. Con algunos hombres, ¨sienten¨ que necesitan conocerlos, pero con otros, sus emociones les dicen que, estos 45, 90, o 120 minutos, fueron más que suficiente para tener sexo. Si, la misma chica.

 

Y por supuesto, si faltara esta, estaría cometiendo el pecado del tabú y la censura…

 

-“Sos el más lindo/que más grande la tiene/único que me cogió así”.

 

Lamento romperte el corazón Gerardito, pero es probable que le digan lo mismo a todos los que les gustan para algo más que para el sexo.

 

Pensa que cuando cortas con una novia, ella va a hacer con el próximo, las mismas asquerosidades que hizo con vos.

 

 

  • -Va a decir las mismas palabras afectuosas.
  • -Va a usar ¨ese conjuntito que no usa nunca¨
  • -Va a ir a los mismos lugares y hacer los mismos rituales que hizo con vos.

 

Pero espera Roberto, no aprietes el gatillo todavía…

 

Esto, ES NATURAL. No lo dicen para no sentirse juzgadas.

 

Te pueden decir que no te dicen ciertas cosas (que solo revelan cuando las descubrís) para no herirte, pero esa misma mujer no tuvo reparos en herirte en otras ocasiones, y no dejó de hacer lo que le place por algo tan leve como ¨no herirte¨, así que como dijimos: No les Creas Nada…

 

Las Acciones hablan, las palabras engañan.

 

Esto es bueno, mi querido amigo, si sabés aceptarlo como lo que es, el género femenino de una especie animal, que aprendió a hacer sonidos (lenguaje) aún sin representar la verdad. Al igual que el hombre, solo que el hombre es más idiota para mentir y lo descubren más seguido que a la mujer.

 

Recomiendo la película The Invention Of Lie, con Ricky Gervais, es divertida y muestra un poco esta perspectiva. Pero más te recomiendo leer algo de evolucionismo.

 

¿Qué tiene de bueno, que mentir y ser deshonesto acerca de sus intenciones sea natural de la especie y potenciado en las mujeres?

 

Muchacho, si vos sos el que no le cree que es una princesa, recatada, virgen, fiel, VOS vas a ser quién vea en carne propia esto que estamos exponiendo, y comprobar que no es teoría o misoginia, y con suerte, pasarás de ser un satélite, es decir: una piedra sin vida que gira incesantemente alrededor de cuerpo estelar ¨principal¨ .

Y eso viene con los beneficios de ser ese Hombre.

 

Nada más lejos de la misoginia, que aceptar como son, no juzgarlas, y dejarlas que se muestren tal como son.

 

No es necesario ser hipócrita y negar lo que ocurre a diario, solo aceptarlo.

 

No es necesario ser cómplice y respaldar tal hipocresía solo para que le gusten tus opiniones y postulados, mientras vas a la barra a comprarle un trago, o demás tareas del chico de los mandados.

 

¿Querés saber si tengo razón o estoy balbuceando machismo?

 

No Me Creas Nada…andá a las fuentes, y a donde las cosas ocurren.

 

No te limites a teorías, generalmente lo que ¨nos parece¨ sobre algo que no hemos vivido, está muy lejos de la realidad.

 

Salí a la vida y comprobalo, después de un tiempo de aplicar lo que vas a ver acá, vas a proyectar la imagen e Identidad de un Hombre Sexualmente Atractivo, como uno de esos famosos Naturales, y mucho más importante, vas a estar seguro de quién sos, y más acertado sobre quiénes son los demás.

 

Identidad, Estatus y Comportamientos parásitos

Hola gente, paso a dejarles algo más sobre Juego Interno e Identidad, ya sea en un ámbito social o profesional, las dinámicas sociales están activas las veas o no, y entenderlas es la diferencia entre la efectividad y la racionalización de resultados no deseados…

Respecto a las interacciones con el sexo opuesto…si la atracción es estatus, entendamos el estatus…

¿Marketing personal o Identidad prostituida?

A menudo escuchamos frases hechas como ¨uno siempre está vendiéndose¨, y esto tiene su cuota de verdad, pero algo que asombra es que hacemos esto mas allá de lo consciente, y muchas veces de manera poco digna para nuestra identidad.

 

No es que en un contexto determinado, decidimos vender nuestra imagen, sino que en todo contexto lo hacemos por necesidad, inseguridades y miedos. Lo hacemos inconscientemente, y por si esto no fuera suficiente, vendemos una imagen falsa: no de lo que somos, no de lo mejor de nosotros, sino lo que queremos que piensen de nosotros.
La necesidad de captar la atención ajena es tan dominante, que las personas dejan de ocuparse de sus asuntos y dedican sus esfuerzos a perpetuar en la mente de sus interlocutores, la imagen que desean dar a estos últimos.

hienas

 

A continuación, expongo este comportamiento con el fin de comenzar a identificarlo no solo en otros, sino también en sí mismo y así dejar de depender de la validación externa.

 

Cómo detectar Comportamientos Parásitos

¨El oloroso de la sala es como el lento del grupo,

si no te das cuenta de quién es,

probablemente seas vos¨.

 

Detectar estos comportamientos, es equivalente a tener un buen olfato en una sala donde hay una o más personas con mal olor corporal. Las personas que son capaces de detectar el olor, comienzan a prestar atención y descubren de donde viene esta exótica peste y claro, si los dueños de estos olfatos privilegiados están juntos, posiblemente comenten sobre el mismo. Mientras lo hacen entre risas y gestos no gratos, echarían miradas furtivas al apestoso, y éste notaría que sus sabuesos identificaron que lleva un agresivo aroma no muy relajante. Esto por supuesto pondría incómodo a nuestro oloroso “amiguito”.

 

Quizás en alguna ocasión hemos sido el sabueso, quizás hemos sido el aromático blanco al que hoy llamamos cariñosamente apestoso, pero habiendo vivido aunque sea una o dos décadas, podríamos confiar en que muchas veces hemos estado en cada uno de los lados de esta dinámica, por lo que ya reconocemos el mal estar o vergüenza de ser detectados como el foco de la nebulosa pestilente (es decir, identificado como el ¨gusano¨). Así también, reconocemos a un apestoso incómodo que sabe que ha sido detectado y etiquetado mentalmente con grandes letras rojas que dicen: ¨Peligro Toxico¨.

 

Este caso mundano y no poco frecuente en la vida social, es análogo a detectar comportamientos parásitos. Y por razones de practicidad, vamos a trasladar los calificativos de sabueso y apestoso, con el fin de entender los paralelismos de esta analogía.

 

Cuando un individuo está haciendo uso de algún comportamiento parásito, y nota que alguien está observando lo que está haciendo, se siente igual de incómodo y presionado que el apestoso de nuestra analogía, y por consecuencia, va a tratar de alejarse de este sabueso que conoce su condición aromática.

 

chisme

 

La sola presencia de alguien que se da cuenta de este tipo de comportamientos débiles o necesitados, refleja la mentira, el exagerado histrionismo, o la insistencia en sus intentos de llamar la atención. Y esta mentira reflejada en el rostro del sabueso incomoda a los apestosos a niveles difíciles de soportar.

 

En consecuencia, el apestoso se enoja debido a que se ve presionado a cesar su ególatra show, y su creciente cólera hacia el sabueso (que lo único que hizo fue observarlo) se racionaliza de diferentes formas, dependiendo de las herramientas de nivel intelectual, educación, y potencial de autoengaño que tenga nuestro apestoso de turno.

 

El apestoso, sino es capaz de descubrir su propio patrón de comportamiento parásito, no va a entender la razón real de su ira y claro, depositaría toda la responsabilidad en el sabueso atribuyéndole diferentes cualidades negativas. Acá tenemos algunos ejemplos:

 

  • “Me parece que es una persona falsa”.
  • “No se ve como alguien honesto”.
  • “No sé que es, pero algo huele mal en el” (este es un tanto irónico).
  • “No me gusta su cara”.

 

Hasta algunas que se destacan por su falta de fundamento:

 

  • “Es una persona manipuladora”.
  • “Tiene una oreja mas chica que la otra”.
  • “Tiene una mirada que no me gusta nada”.
  • “Tiene dos caras”.
  • “Tiene mala onda”.
  • “Simplemente me cae mal, no sé por qué, ¡punto!”.

Y una infinita cantidad que varía según cada persona y los factores que intervienen en su proceso de racionalización. Aunque con el tiempo, podemos comenzar a anticipar cuál es su objeción racionalizada con solo observar sus patrones de comportamiento, uso del lenguaje, y sub comunicación, ya que existe una tendencia a usar clichés que se repiten, para catalogar a alguien que nos encoleriza y no sabemos por qué.

 

Así es como muchas personas se enojan con otras personas con la única razón de sus emociones de rechazo, envidia, resentimiento, sensación de haber sido rechazado, o necesidad de una pequeña venganza, pero como no son capaces de identificar, ni aceptar tales razones, inventan otras que son más acordes con el tipo de persona que creen ser o dicen ser (como las ya citadas anteriormente).

 

Las preguntas claves son: ¿Quién queremos ser? ¿Vamos a ser el sabueso o el apestoso? ¿Nos atreveremos a sincerarnos con nosotros mismos y admitir estos comportamientos con el fin de erradicarlos?

 

Afortunadamente, para nuestros olorosos y carentes amigos apestosos, la mayoría de la gente no es capaz de notar estos comportamientos hasta que se tornan muy obvios o descarados, lo que les da una vida útil de pestilencia bastante prolongada.

 

De hecho, al no haber suficiente gente con el olfato para detectarlos, prefieren simplemente alejarse del sabueso que le atormenta en ese determinado momento, en vez de asearse de una vez por todas.

 

Juzgan que es más económico el esfuerzo de alejarse de un sabueso, que cambiar sus patrones de comportamientos y empezar a cultivar su propio “Poder Personal” y estatus, en vez de confiar en la credulidad de los demás para que acepten el personaje que nos quieren hacer creer que son.

 

Y desde un punto de vista de gratificación instantánea (en contraste con los Beneficios a Largo Plazo): ¡están en lo cierto!, es más fácil evitar a unos pocos individuos que modificarse a sí mismo y proyectar su verdadero ser ante todos.

 

El problema aquí es el siguiente: cuando optamos por la estrategia de gratificación instantánea, nos sentimos bien en ese momento y nos sentimos a salvo, pero ese efecto no dura y a la larga es como tratar de llenar un pozo sin fondo, que cada vez necesita una cuota mayor de aprobación ajena para satisfacerse, lo cual es una efectiva y comprobada fórmula para la infelicidad y la insatisfacción (comprobada una y otra vez por millones de personas).

 

Si todavía hay alguna duda de los perjuicios que puede causar esto, imagínense que ocurriría si se toparan con un jefe sabueso: nos identificaría como el pequeño y rastrero gusano manipulador que somos, y esto obviamente va a repercutir en como evaluarán nuestro desempeño laboral, relaciones con los demás, y con el mismo jefe.

 

Otro escenario posible sería el de una pareja; dada la dinámica de status y dominancia existente en una pareja, la persona que exhibe comportamientos parásitos pronto seria identificada por la otra parte (primero notando acciones ¨raras¨), y ésta iría perdiendo respeto por el otro (al notar que su pareja no es la persona que parecía ser en la etapa de cortejo), lo cual llevaría inevitablemente a disputas más y más frecuentes. De la misma manera, la persona con “comportamientos parásitos” perdería la atracción por parte de la otra persona, generando mayor disconformidad con su pareja a medida que pase el tiempo.

 

En este caso, el tiempo es inversamente proporcional a la autoestima de la otra persona. Para el caso, cabe aclarar que terminar la relación no sería una decisión tomada lógicamente, sino procesos mentales, emocionales y químicos, que harían debilitar el lazo entre estas dos personas, y la atracción de una por otra.

 

Otro ejemplo de las repercusiones de estos comportamientos es el ámbito social. A medida que estos sujetos exhiben estos comportamientos, van perdiendo estatus dentro del grupo, y podemos notar como de a poco se van convirtiendo en el chivo expiatorio del grupo, cada vez menos respetados, menos tenidos en cuenta, menos solicitados (en todo sentido). Y esto es así, por mucho que queramos creer que somos buenos amigos, personas, samaritanos, etc.…, se da a nivel neurológico por defecto, al captar las sub comunicaciones de bajo estatus.

 

Nuestro SARA (Sistema de Activación Reticular Ascendente), el encargado de nuestra Percepción Selectiva, enfoca nuestra atención a lo que sea que tiene más valor en este escenario, llegando hasta no percibir visual o auditivamente a la persona de bajo estatus (ya que se produjo un efecto ¨túnel¨ sobre su atención, centrándola donde está lo más relevante en el momento para su cerebro).

 

En contraste, alineando nuestros actos, nuestras palabras, nuestros pensamientos, nuestras creencias, y nuestros valores, estamos frente a una identidad sólida, que naturalmente inspira confianza y seguridad, la seguridad de saber que hacemos las cosas con una línea de conducta y NO según nos es conveniente, cómodo o rápidamente gratificante.

 

El gusano es rey en tierra de lombrices

 

Debido a la impunidad de esta clase de comportamientos, las personas ya no invierten demasiada energía en sus coartadas, y ponen las excusas más groseras y evidentes mientras que la calidad de su comportamiento parásito deja mucho que desear. Sería equivalente a una garrapata que antes de subirse a su víctima, deja una gran marquesina con un mapa indicando donde va a instalarse, o lo anuncia con un megáfono.

 

Esto nos lleva a la siguiente pregunta:

 

Pero si se han hecho tan obvios esos comportamientos con el tiempo, ¿por qué no los pescan en “fraganti” más y más hasta que dejen de hacerlo, o al menos evolucionen sus técnicas?

 

Bueno, la respuesta asusta un poco.

 

Dado que nuestra cultura nos programa para entregar el Poder personal convirtiéndonos en personas débiles que buscan aprobación para sentirse mediocremente bien consigo mismas, la cantidad de personas que tienen estos patrones es abrumadoramente cercana a la cifra de: casi todo el mundo (si, no creas que vos no).

 

Hace que, si necesito desesperadamente hacerles ver a los demás que soy inteligente, voy a poner toda mi energía en eso, y no en exponer al gusano de al lado. De nuevo, vemos como la supervivencia tiene la prioridad de todos nuestros recursos, ya que según nuestra mente, reafirmar nuestra ¨identidad¨ es reafirmar nuestra realidad, y eso nos hace sentirnos a salvo más allá de que sea solo una ilusión.

 

También vemos en estos casos al Falso Samaritano, listo para defender a los gusanos con solo la débil esperanza de que, defendiendo al gusano en cuestión, este retribuirá el favor, o en otros casos, reivindica o defiende la actitud, porque reconoce que tiene esos mismo comportamientos, y si mi vecino es un gusano por hacerlo, lo más probable es que yo también, aunque si usted es un gusano, no se preocupe, el cerebro humano es especialista en inventar excusas, por absurdas que estas sean; y si usted pertenece al grupo de personas con estos comportamientos, ya debe tener mucha practica en inventar excusas y justificaciones para cada una de las ocasiones en que se arrastre hacia su objetivo de ¨quedar bien¨.

 

Después de todo, un gusano de edad adulta ha tenido cientos de miles de oportunidades de practicar sus inconsistentes y débiles excusas, y por si fuera poco, a medida que las personas de su entorno se resignan y dejan de exponerlo cuando lo hace, comienza a creer que es más creíble en sus actuaciones y sus excusas, lo cual lo hace más confiado en estos comportamientos, más relajado, mas incongruente, y más evidente.

 

Este sujeto que exhibe este comportamiento gusanil, no solo tiene como prioridad SU misión de ¨convencer a los demás de que es X¨, sino que ve una oportunidad en su gusanesco interlocutor para seguir haciéndolo mientras fingen interés en el tema de conversación.

 

Un parásito kamikaze

Existe una variante de sabueso, que si bien es apto para detectar estos comportamientos parásitos, tiene su muy común costado gusanesco, lo cual lo lleva a tratar de obtener aprobación como cualquier otro apestoso lo haría.

 

¿Que cómo lo hace? Simple, expone a los apestosos para demostrar su grado de inteligencia/astucia/viveza, o cualquiera que sea la cualidad que necesitan demostrar.

 

Por supuesto, un sujeto con este perfil no suele ser muy apreciado por la mayoría, ya que todos los apestosos lo esquivan para no ser expuestos, o no recordar lo que de algún modo saben que hacen, ya que eso no se sentiría bien. Además, de por sí emana su propia peste, ya que está obsesionado por generar reacciones que validen los valores que quiere demostrar, en este caso el de la habilidad de notar estos comportamientos parásitos.

 

Una vez más vemos como el ser humano no es tan inteligente como cree, impulsado por una emoción y tratando de engañarse a sí mismo (y a los demás, por supuesto) por gratificación instantánea sin un valor significativo.

 

Esa es la cuestión con las emociones, no están hechas para que seamos felices, están hechas para que sobrevivamos, por lo que muchas veces lo mejor para nosotros no nos satisface, y vice versa. En nuestros tiempos, para los cuales nuestros cerebros no están evolucionados aún, muchas veces nuestra mente cree que nos está ayudando, por que utiliza programas obsoletos que podrían ser efectivos en épocas antiguas quizás, pero hoy nos traen conflictos.

 

El mensaje aquí no es ¨las emociones son malas¨, sino que todo sería más fácil y más armónico si comenzáramos a tomar conciencia de nuestras emociones, y tomáramos nuestras decisiones basados en lo mejor para nosotros, y no en caprichos pasajeros.

 

Una Conspiración Pestilente

(Si vos no hablas de mi olor, yo no hablo del tuyo)

 

Supongamos que nuestro apestoso (A) trata de mostrar su supuesta inteligencia, y que en la conversación, hay un segundo apestoso (B) que se valida con ser ¨una persona de mente abierta¨, entonces, van a hablar de variados temas, con la diferencia de que uno va a dirigir la conversación a conclusiones, o complejas exposiciones de su sabiduría, mientras el otro se esforzaría por mostrar su ¨mente abierta¨, posiblemente generando teorías opcionales, dando aprobación a toda postura posible, porque según su comprensión populachesca del cliché de ¨tener una mente abierta¨, deben aceptar cualquier afirmación como válida, aunque esta sea hipócrita y contradiga a los ¨principios¨ del apestoso B, o incluso se contradiga a sí misma.

 

Para aclarar un poco el asunto de estos comportamientos predecibles, podemos citar a las ¨personas de mente abierta¨, que repiten incontables veces frases equivalentes a ¨es tu opinión y yo la respeto, pero…¨, cuando en realidad creen que es una idiotez, NO la respetan, y de hecho, están socavando la validez de la ¨opinión del otro¨.

 

Pero claro, por más que estén sugiriendo abiertamente que la opinión del otro es inmadura, infundada, inconsistente y en definitiva una estupidez, suponen que por verbalizar que respetan su opinión, este debe tomar eso e ignorar lo que en verdad está ocurriendo (otro ejemplo de incongruencias cotidianas), y de hecho lo hace, pero por dentro sus emociones hacen sentir el rechazo de alguien que está siendo subestimado, y en cierta forma ofendido (ya que este se identifica con su opinión de manera directa, y toma el hecho de que desestimen sus ideas como una desestimación hacia su propia persona).

 

Pero no lo demuestra porque sabe que quedaría en ridículo si reconoce que se ofendió por ¨tan poca cosa¨. En cambio, trata con fervor de ¨ganar¨ la discusión, a la vez que canaliza su enfado por otros medios, como críticas malintencionadas, bromas que tocan el ego, o simplemente van juntando rabia justificándola con alguna excusa.

 

Como vemos, una gran parte de las discusiones y conflictos, al final derivan en una lucha por ver quién desestabiliza emocionalmente al otro, en lugar de una discusión sobre conceptos, ideas o hechos concretos, se torna personal y desaparece cualquier rastro de objetividad que pudo haber antes.

 

Si acaso, al leer esto usted está tratando de excusarse de este grupo de personas, inventando justificaciones, puede parar e indefectiblemente usted también hace esto, a menos que haya hecho algún tipo de entrenamiento específicamente para este asunto; además, comenzar un entrenamiento no significa llegar a la meta, apurándose por ¨llegar¨ solo quemaría etapas y haría aún más inestable el poco resultado que puede haber tenido en este comienzo de entrenamiento (como se imaginará, no basta con cuatro o cinco meses de ejercitarse ¨de vez en cuando¨, es progresivo, pero visible en su progreso).

 

En este soso show de ¨quien demuestra ser mas X¨ (la X equivale al valor que quieren mostrar), el que saca primero la carta de ¨es tu opinión y yo la respeto¨, hace un jaque, obligando a que el otro se sienta comprometido en una posición pseudodiplomática de decir algo como ¨si, y yo también respeto la tuya…¨ o alguna falsedad similar (principio de reciprocidad- Robert Cialdini).

 

Claro, existen las persona que detectan esto y objetan, pero no abundan, y los que lo hacen, rara vez consiguen que su ¨ocupado¨ interlocutor lo entienda. Y decimos ocupado, porque en realidad no le interesa llegar a una nueva conclusión, aportar algo a la conversación, o iluminar a otros, solo le interesa demostrar el valor que quiere que los demás sepan/crean que él tiene, y su medio es hablar sobre el tema de turno, lo cual torna cualquier fiesta o reunión en una batalla por la atención/aprobación, en un grado u otro.

 

Y en medio de toda esta nube pestilente, los apestosos están cómodos por que, habiendo tantos haciendo lo mismo al mismo tiempo, nadie sabe de dónde viene el hedor ni tampoco les interesa, ya que sacan valor de estas dinámicas, sea en forma de estatus, o en forma de estados emocionales gratificantes.

 

En resumidas palabras, ignoran conscientemente la mentira y manipulación del otro, a cambio de una oportunidad de exponer su propia mentira y manipulación, en busca de validación, y estas oportunidades son las interacciones con personas acordes.

 

Por supuesto que estas personas parecen agradarse mutuamente, lo cual es natural, dado que se dan mutuamente la constante oportunidad de ¨demostrarle a alguien¨ lo cool que son. Pero así mismo estas relaciones no son muy honestas.

 

Ser o no ser (un gusano), he ahí el dilema

Para los que se estén preguntando ¿Qué tiene esto de malo?, les respondo con una pregunta:
¿Cómo te sentirías si supieras qué la persona en cuestión no pasa tiempo con vos por la calidad de persona que sos, por afinidad, ni por amistad, sino solo porque sos un ¨público que cree, o finge creer¨, y que le da la oportunidad para tratar los temas que necesita para mostrar todo lo que él está desesperado por mostrar que es, y así sentirse menos vacío?

 

En vez de sentirse bien cerca de tu compañía, solo se siente bien porque sos una oportunidad de demostrar a los demás que es gracioso/inteligente/de mente abierta/seguro/ganador/etc..

 

Gastaste tiempo, saliva, energía, y te involucraste en una conversación vacía (o hasta una relación entera), no para lo que creíste que estabas haciéndolo, sino por una manipulación inconsciente de este sujeto para tratar de demostrar algo a los demás.

 

Si tu respuesta fue algo como ¨no es para tanto¨, deberías replantearte estas preguntas que están inmediatamente relacionadas una con la otra:

 

  • ¿Cuán seguro estás de tus ideas?
  • ¿Cuánto vale tu tiempo?
  • ¿Cuán valioso sos vos?
  • ¿Tenes un interés sincero por superarte, o te conformas con las sobras de sentirte bien buscando validación de algo que no sos?

 

¿Querés ser congruente con tus valores, o te contentas con hacérselo creer a los que no pueden identificar tus comportamientos parásitos?

Y si todavía no estás entendiendo el punto, vamos a posicionarte del otro lado de la mesa.

¿Cómo te sentirías si descubrieras que la mayoría de tus conversaciones, interacciones, compras, hábitos, vicios, gustos personales, no son tuyos en realidad, solo los adoptaste para agradarle a otros?…

…Que la forma en que hablas y los patrones de comportamiento que tenes fueron probablemente en su mayoría adoptados en algún momento para no ser rechazado… (Esto está bien en su momento, en el que necesitamos adaptarnos, quizá en la infancia o adolescencia, pero para crear nuestra propia realidad, debemos dejar de vivir en reacción a las inseguridades, y desperdiciar energía en eso).

…Que para gustarte a vos mismo, necesitas antes que los demás gusten de vos.

ESO, no es quererte, es esperar que los demás te acepten primero, para conformarte con vos mismo, después de que alguna persona te dé su ¨visto bueno¨.

 

Quererte a vos mismo, o conformarte con vos mismo: ¿Que te suena mejor?

 

Y para los novicios en el tema, que creen que por que son pedantes o ¨creídos¨, están exentos, tenemos algo que no es exactamente una novedad:

 

La arrogancia y sus símiles, son solo un mecanismo de defensa para parchar inseguridades y que éstas no se noten.

 

Más allá de todas las excusas que se nos pueden ocurrir al leer cosas como éstas, si vivís haciendo cosas para los demás (tratar de agradarles, o que te acepten), es porque sin duda crees que todos y cada uno de ese grupo que se llama ¨los demás¨, es más importante, tiene más estatus, y merece más respeto que vos, y son más importantes que vos.

En contraste:

¿Cómo te sentirías si tuvieras la certeza de saber que elegiste tu look, tus amigos, los lugares que frecuentas, la marca de tu desodorante, y cada palabra y acción que sale de vos? Saber que la elegiste basándote en lo que te gusta, no en complacer a terceros, o extraños inclusive.
No intentamos promulgar ser antisocial, todo lo contrario: esperamos fomentar a elegir las interacciones que queremos tener, sabiendo que está ocurriendo, y no solo caer en necesidades que no nos van a satisfacer a fin de cuentas.

 

Respecto al entorno que te provee esa validación, en contraste con otro en el cual encontrarías personas más desarrolladas que vos, que te podrían brindar conocimiento, apoyo y nuevas realidades mejores.

 

¿Preferís tener una corona de papel, o mostrar y lucir unos grilletes de oro?
¿Ser el mejor de los peores, o el peor de los mejores?

 

El primero tiene un límite ya marcado, el segundo tiene un viaje de aprendizaje por delante, y probablemente ya está más adelantado que el primero.

 

Otra vez vemos la incongruencia entre lo que se dice y lo que se hace.

 

 

Como conclusión, me queda decirte que las personas auténticas, suelen ser aceptadas de muy buen agrado, y justamente debido a su autenticidad. Al no importarle lo que piensen de ellos, enfocan su energía en ser felices, hacer lo que les gusta, en cultivarse a sí mismos, para agradarse a sí mismos.

Quizá no todo el mundo ama a este tipo de personas, pero los que sí, realmente aprecian y admiran esa personalidad sincera y autónoma.

Una buena analogía es la del agua y el whisky.

A nadie le disgusta o asquea tomar agua, pero…

¿Cuánta gente has conocido que ABSOLUTAMENTE AMA EL AGUA?

¿QUE SE EMOCIONA AL TENER UN VASO DE LIQUIDA, INCOLORA, INOLORA Y SUAVE AGUA QUE MASAJEA TU GARGANTA HASTA QUE SENTÍS LA PLENITUD DE LA VIDA EN TU LARINGE?

¿Cuántos amigos te han dicho eufórica y apasionadamente…

¡¡¡HERMANO, ME ENCANTA EL AGUA, TENGO UNA COLECCIÓN DE AGUA DE DIFERENTES ORÍGENES!!! ¡¡¡AGUA DE MANANTIAL, MINERAL, OXIGENADA, AGUA RAS, AGUAS CLOACALES, ME FASCINA EL AGUA!!! ¡¡¡TENES QUE VENIR A MI CASA A VERLAS!!! ¿VAMOS? ¿VAMOS? ¿VAMOS?

 

Por otro lado, el whisky (como muchas otras cosas, y no necesariamente alcohol), tiene sus seguidores, y no a todo el mundo le gusta, pero hay colecciones, cosechas, eventos y son un tema de conversación de culto para sus adeptos.

 

¿Cuándo fue la última vez que te juntaste con un amigo a tomar agua?
¿Tenés alguna camiseta con una botella de agua?

 

NOTA: El agua es buena, es necesaria para tu cuerpo y no debería ser necesario escribir esto, no nos haremos responsables de personas que malinterpreten estas líneas y mueran deshidratados o con cirrosis por hacer régimen de whisky, este es material adulto y se espera que el sentido común prime sobre las exageraciones y especulaciones triviales.

Esta analogía habla de whisky, pero lo mismo ocurre con los gustos, deportes, hábitos, hobbies, etc. Y así también con las personas.

 

La gente admira a alguien que no pierde tiempo pensando si a los demás les agradará, hará gracia o disgustara X cosa, van por lo que quieren, punto.

 

Ser tibio y tratar de agradar a todo el mundo no te va a llevar muy lejos, estar demasiado ocupado en eso no te deja tiempo ni energía para conseguir lo que querés de la vida. Y lo peor, la extensión que tiene esto en tu vida es incalculable.

 

Puede manifestarse como miedo al fracaso, haciendo que te rindas fácilmente o incluso antes de comenzar algo, para no fallarle a las expectativas de los demás; miedo al éxito, evitando que logres tus objetivos por mucho que te esfuerces; intolerancia a la presión social, evitando que sobresalgas de cualquier forma, pese a tener habilidades o capacidades sobresalientes; miedo a la envidia, haciendo que intentes hacerte pasar por un mediocre cuando en realidad te esperaban grandes cosas, solo ¨para que no sean malos con vos¨; miedo al conflicto, haciendo que evites defender tus posturas y valores solo por miedo a ¨ya no agradarles más¨ o que se enojen con vos.

 

Todos estos mecanismos actúan predominantemente de manera subconsciente, y aunque no los veas, están ahí y podrían truncar tu éxito.

 

No voy a decirte que hacer pero puedo decirte mi postura al respecto, y esta es: si alguien se siente incomodo con tu aspecto que sobresale al de ellos, con que tomes acción, con que dirijas tu propia empresa, con que ganes más que ellos, con que hagas lo que quieras y no pidas permiso para ser vos mismo: ¡que se pudran! No necesitas gente así contaminando tu ecología mental, tu vida y tu entorno.

 

No me importa si es tu socio, compañero de trabajo, o “teté”, quien jugaba con vos a la comidita cuando eras chico, habla sinceramente con esa persona, y aclárale que esta causándote un daño a muchos niveles, posiblemente irreparable. Y si su cerebro no está lo suficientemente evolucionado para anteponer su afecto por vos, a sus propias inseguridades, ¿por qué tendrías que ponerlo a el/ella antes que tu futuro, felicidad, salud, etc.?

 

No es fácil, no es lindo, pero hay que sacar la basura.

 

¿O preferís envejecer mediocremente e inventar algún romanticismo retardado acerca de que “dejaste X oportunidad por fulano/a, todo por amor/amistad/etc.”?

 

¿O poner otras excusas que apenas te dejarían dormir en paz, hasta que mueras pensando en lo que no hiciste?

 

Alguien va a salir perjudicado, ya sea esa persona por perderte, o vos por seguir permitiendo que intoxique tu mente y tu vida. ¿O acaso preferís que ambos salgan perjudicados, causa de una relación en donde hay resentimientos y ninguno es feliz en compañía del otro?

 

Como ya dijimos, puede ser tu esposo/a, amigo/a, compañero/a, o incluso alguien de tu familia. Quizás no sea su intención consciente dañarte, pero lo hacen. Punto. Toma acción y no intentes poner más excusas.

 

¿Te parece duro? ¿Si no podes aguantar esto, como esperas aguantar los abusos e invasiones que se viven diariamente en la calle/trabajo/relaciones?

 

Soy gran partidario del pensamiento positivo, pero transformando las complicaciones en oportunidades, no te voy a decir que vas a salir a la calle y una nube rechoncha te va a llevar a Disney para comer algodón dulce con Mickey y sus amigos de dudosa sexualidad.

 

Pero vos podes aprovechar eso, míralo de manera positiva (pero no demasiado inocente) y TOMA TODOS LOS ¨PROBLEMAS¨ COMO UN DESAFÍO. Sabe que cada vez que superes una complicación, vas a estar más capacitado y afilado para la próxima, y así vas haciéndote cada vez un mejor vos mismo.

Es una realidad que no es Disney ahí afuera, pero cuando estás preparado para lidiar con todo tipo de complicaciones, manipulaciones, y vivís tus propias expectativas, comenzas a ver el mundo como un lugar mucho mas amistoso, y fácil de entender, en donde vas cruzándote con gente agradable y de calidad, y los demás sujetos dejan de ser una moneda corriente en nuestras vidas, y ya no vivimos a la defensiva, sino de una manera proactiva y asertiva, lo cual sin duda nos va a llevar a éxitos y grandes satisfacciones.

 

Quizás el universo sí conspire para que logres tus sueños, pero para conspirar se necesitan al menos dos, así que aprende a contar y hace algo, porque el universo solo ya debe estar cansado de regalarte oportunidades para que las arruines quedándote sentado esperando.

 

Chees!

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí:

  • e-book: Ases - Las 12 Reglas
  • Updates Quincenales
  • Precios preferenciales en varios programas

Ingresá tu mail para recibir el e-book ahora mismo