Las 5 Fallas Más Importantes en la ACTITUD de los Hombres al Atraer a una Mujer

Mucho se repite que lo más dificil para un hombre es romper el hielo, y es por eso que ni siquiera se acercan a las mujeres que les gustan.

Una gran cantidad de hombres creen que solo tienen problemas para empezar a hablar, si bien la experiencia en el Coaching nos dice que cree que es su única falencia, el hombre promedio generalmente no avanza mucho mas que eso, y no tiene oportunidad de notar las debilidades.

Sin embargo, sin inicio no hay viaje, y todo el mundo tiene que comenzar de alguna manera, así que veamos los errores mas frecuentes que los hombres cometen…

Falla Nº 1: El Merodeo

 

Este comportamiento se reconoce por la tendencia a “dar vueltas” antes de acercarse a una mujer, ya seas vueltas físicas, o vueltas verbales.

Si sos un merodeador, tenés que saber lo siguiente:

Este comportamiento comunica que tenés dudas y no confías en vos mismo lo suficiente como para hablar con una mujer que hasta el momento, parece inofensiva.

Poniéndote en su lugar vas a entenderlo mejor:

Si alguien comienza a mirarte, caminar en círculos alrededor tuyo, mirándote por el rabillo del ojo, ¿cómo recibirías a esta persona cuando te hable?

 

1

 

Ya sea hombre o mujer, es natural que en este tipo de situaciones nos hagamos preguntas como: “¿qué quiere de mí?”, “¿que se trae entre manos?”, o simplemente preguntarse la razón por la cual no se acerco directamente a hablar, en lugar de ese extraño ritual que resulta incomprensible para una mujer.

Sabemos que esto te ocurre porque estás esperando “el momento perfecto” para hablarle, lo cual nos lleva al segundo error:

 

Falla Nº 2: No “saber” que decirle (creer que tenemos que decir algo asombroso todo el tiempo)

 

2

 

El clásico problema de “quedarse sin nada que decir”, que deja hasta al más parlanchín del grupo mirando hacia abajo y murmurando ideas vagas de tanto en tanto.

Te preguntas que será mejor para decir, te invade un “Diálogo interno” que te causa esa sensación desagradable de esos “silencios incómodos”.

Este problema viene de tratar de impresionar con lo que sale de tu boca. Esperas que algo de lo que digas, sea tan alucinante, que ella se va a enamorar de vos y quitarse la ropa inmediatamente…

No pierdas más tú tiempo, no es así como ocurre. No hay nada que puedas decirle a una mujer para conseguir atraerla, si no lo estaba desde antes.

Las palabras que salen de tu boca no son tan importantes. No tanto como tu Actitud, tu Confianza, tu Relevancia Emocional (esto es, que rango de emociones experimenta una mujer en tu presencia, y con tu presencia).

No te esfuerces tanto por la “calidad” de lo que vas a decir.

Logrando que no te importe su opinión acerca de lo que hablas, vas a estar relajado para decir las cosas que vienen a tu mente naturalmente, como cuando estas con amigos, o en cualquier situación en la que te sentís bien (sin ningún tipo de miedo, ansiedad, etc.)

Con tus amigos no te pasa esto (asumiendo que estás expuesto a algún tipo de roce social), con tu madre no estás mirando el suelo como si fueras una tímida colegiala, ni sudando como si estuvieras en el ring con Mike Tyson, hablas o no hablas.

No intentas “llenar espacios”. No evitas los silencios incómodos, no te importa.
Cuando hablamos con alguien que consideramos de menor estatus que nosotros, no nos esforzamos en elaborar un contenido interesante.

En contra parte, en estas situaciones, generalmente es la otra persona quien se esfuerza en generar conversación, y se preocupa por la “calidad” de la conversación (a menos que se conozcan o asuman igual estatus).

Esta diferencia se da por que una mujer hermosa representa cierta importancia para tu cerebro. Tu SARA (Sistema de Activación Reticular ascendente) se encarga de recordarte la prioridad que tiene una mujer en tu cerebro primitivo, comparado con otros “asuntos no vitales”.

A tu cerebro primitivo no le importa que te creas muy intelectual y evolucionado, esto responde a mecanismos BÁSICOS, PRIMITIVOS Y NECESARIOS PARA LA SUPERVIVENCIA.

Este irreverente cerebro, o su parte, se conoce como Cerebro Reptílico, y es quien se encarga también de otras respuestas subconscientes como la respuesta química hormonal de Pelea o Huída.

Dado que se reconoce en una mujer atractiva un gran valor (valor intrínseco de reproducción), te pones en modo “tengo que compensar la diferencia de valor”, y ahí es cuando tratas de hacer más comentarios graciosos, de decir más cosas interesantes, todos intentos que son fácilmente reconocidos por lo forzados y antinaturales que son. Por ende, sos percibido como alguien que “se esfuerza demasiado”, y esto se da cuando queremos obtener algo a cambio, ya sea un comportamiento, aprobación, o simplemente un poco de atención. Ni hablar de un hombre que cree que tiene que “impresionar” a una mujer para obtener sexo a cambio, lo cual retomamos en la siguiente falla.

Cuando te relajas, sin necesidad de intentar “demostrar tu estatus”, te relajas y sos capaz de tener una comunicación en términos humanos, en vez de tratar de impresionarla, comunicas quien sos cuando te sentís bien con vos mismo, cómodo, cuando pensás y te sentís como te gusta.

 

Falla Nº 3: Tratar de Impresionar a las Mujeres

(Creyendo que esto las hará sentirse atraídas)

 

A menudo veo hombres tratando de impresionar a las mujeres con su dinero, estatus, autos, ropa, relojes, y todo tipo de intentos retardados por hacerle creer algo a la chica.

 

Quizás que son mejores que ella, quizás que tienen mejores recursos, se transforma en una exhibición de recursos, para hacerle ver de alguna manera que “le conviene” estar con él, por todos sus recursos.

Una advertencia válida a tener en cuenta es la siguiente:

Esto se trata de comprender que nadie merece que te preocupes tanto por lo que piense de vos, y deberías comportarte como si lo entendieras en lo profundo de tu identidad, y en lo ínfimo de cada acción.

Se trata de sentirte bien con tu estatus y tu Identidad, no de intentar manipular a otros tratándolos como si tuvieran un estatus inferior al nuestro. Este tipo de comportamientos comunican la necesidad de compensar algún tipo de complejo de inferioridad, lo cual, como imaginarás, no es algo Atractivo.

Y una manifestación aún más común que exhibir estatus, es tratar de compensarlo.

No está de más recordar que la compensación, es un mecanismo de defensa ante el sentimiento de inferioridad o estatus inferior.

 

4

Esto nos lleva a los hombres que creen que “tienen que hacer cosas” para lograr el favor de su doncella. Que tiene que hacer grande proezas y demostrar su valor, con elaborados chistes, comentarios de “alto” contenido intelectual o capcioso como muestra de inteligencia, que no son muy frecuentemente apreciados en un entorno donde las personas quieran relajarse o divertirse.

No intentes demostrar que sos inteligente. No intentes de demostrar que sos gracioso. No intentes de demostrar que sos atrevido.

No intentes demostrar nada. No es necesario.

A tener en cuenta:

No es necesario entretener a una mujer para que se sienta atraída. No es necesario que crea que somos ¨un buen chico¨, no es necesario que le digas todo que sí, que te rías de todo lo que dice, y hagas la vista gorda cuando te falte el respeto de alguna manera (lo hacés de cobarde, ya que con eso no conseguís nada, y encima matás la atracción).

Comunicarse desde la mentalidad de “tengo que hacer algo para que se quede hablando conmigo”, es lo contrario a atractivo.

Seguro, con tus pasos de baile y tus trucos de magia, haces que todos sonrían (si es que al menos logras eso), te palmeen la espalda y que te digan lo cool de “lo que haces”, sean chistes, historias, etc. Pero cuando dejas de contar historias, hacer chistes, o si se cansan de tus truquitos o se te acaba la pista de baile, ya no sos tan interesante, ya sabemos cómo termina esa escena.

Entonces, lo que te proponemos es ser Interesante, en lugar de hacer cosas interesantes, ser Atractivo, en vez de poner esfuerzo en memorizar, recordar y hacer todo el tiempo “cosas para crear atracción”.

El hombre, por el solo hecho de ser hombre, resulta atractivo instintiva y emocionalmente para una mujer. Si no la haces sentir incómoda (y te duchas seguido), le das la oportunidad de que te conozca como hombre, lo cual es atractivo, por simple compatibilidad.

¿Pero Rusty, entonces con esto me las levanto a todas?

No.

¿No dijiste que me las iba a levantar a todas?

No

¿Casi todas?

No.

¿Entonces para qué?

Para que comiences a comunicarte de hombre a mujer, no de esclavo servicial a amo, no de showman a público, no de bufón a rey.

 

5

 

Cuando te comunicas de hombre a mujer, desaparecen los “tengo que X para conseguir Z”. Sos vos, expresando tu identidad, hablando de lo que te gusta, y principalmente, COMPORTÁNDOTE COMO LO HACES NORMALMENTE, en contraposición con tratar de Comportarte/ser como crees (erróneamente) que debes hacerlo para gustarle a una chica.

 

Falla Nº 4: Lenguaje Corporal Débil

 

Es complicado gustarle a alguien si cuando le hablas miras hacia otro lado, o hacia abajo.

O ese alguien habla muy bajo por vergüenza.

O tiene miedo de expresarse y mostrar quien es (gran parte de “no tener que decir” viene del miedo a que nuestra persona no guste a los demás/alguien).

Todo esto, se transforma en una química corporal que se manifiesta en la Comunicación No Verbal (CNV).

 

6

 

Ejemplos:

Evitar el contacto visual: comunica que no soporta la tensión, está incómodo con el hecho de que lo observen.

Hombros caídos: En el reino animal (del cual formamos parte en el sentido biológico/instintivo) y del lenguaje del cuerpo, las posturas corporales en las que se ocupa menos espacio, son entendidas como sumisas. Y sin mucho análisis, alguien que tiene miedo de ocupar su espacio en el mundo, no es precisamente lo que busca una mujer en un hombre (generalmente).

Brazo/s excesivamente pegados al cuerpo: IDEM

Piernas/pies demasiado juntos: IDEM

Brazo/s cruzado/s: Postura cerrada: El problema no es que crean que “estamos cerrados”. El verdadero problema, es que comunica que sentimos la necesidad de protegernos de quien tenemos al frente. Cualquier acción que comprenda colocar algo entre nuestro interlocutor y nosotros es una variante de esto, que obviamente, funciona a nivel subconsciente.

Jugar con tus manos o algún objeto: Intento de liberar tensión, poca tolerancia a la tensión.

Falla Nº 5: Excusas

 

7

 

Si bien la dejamos en último lugar, es esencial y una de las más importantes a tener en cuenta. Las excusas aparecen a diario, y el ser humano es experto en crearlas.

  • Cada vez que culpamos a los demás de las cosas que nos pasan.
  • Cada vez que tratamos de culpar al destino, o la suerte.
  • Cada vez que te pones una excusa para no ir al gym.
  • Cada vez que te pones excusas para no hablarle a una mujer que te gusta.
  • Cada vez que te pones excusas para postergar tus metas.

La mayoría de nuestras decisiones son subconscientes, basadas en sistemas de creencias que reposan muchas veces en una falta de inteligencia emocional. Esto es; si no sabés interpretar la realidad con una gestión emocional adecuada, el mundo se torna hostil, difícil, al igual que las personas.

Las excusas, son solo la justificación racional (Racionalización) de esas decisiones.

Todo el tiempo actuamos y tomamos decisiones que descansan en procesos subconscientes (Filtros mentales, los meta-programas, etc.).

Estos principios explican como nuestras emociones toman el mando sin que nos demos cuenta siquiera, racionalizando después una excusa/justificación por la cual realizamos dicha acción.

Solo por citar un ejemplo de algunos de estos principios que hacen que se cree apego emocional a situaciones, personas, expectativas, etc., podemos mencionar los siguientes:

Principio de Inversión: Mientras más esfuerzo/energía pongamos en algo (una relación, un proyecto o un negocio por citar ejemplos) nos sentimos más y más compelidos a seguir invirtiendo, por miedo a perder lo invertido.

Puede ser que hayamos invertido en una relación, una sociedad, así como también se manifiesta en las más pequeñas decisiones.

¿Alguna vez te contuviste de besar a una mujer por miedo a que te rechace y “arruinar lo que tenías hasta entonces”?

O quizás no propusiste o concretaste algo, por miedo a “perder lo invertido”.

Como una partida de póker, en donde el que más dinero puso en el “pozo”, lo perciben como más importante que el que puso menos, ya que tiene más que perder.

Oferta y Demanda: Si algo es percibido como escaso, nuestro cerebro le atribuye cualidades positivas y atractivas para nosotros, impulsándonos a dirigir un esfuerzo voluntario por conseguirlo.

Aprobación Social: Nuestros cerebros están comparando continuamente nuestro comportamiento con el exhibido en el entorno, con el fin de adaptarse. De este modo, cualquier cosa que salga de lo habitual para ese entorno, es percibido como arriesgado, por que podríamos ganarnos la mala voluntad de alguien. En la época de los cavernícolas de hace 50.000 años era una realidad que, el exilio o rechazo social, significaba disminuir sus chances de sobrevivir.

Esto funciona tanto a nivel consciente (personas que se influencian fácilmente sin argumentos propios para adoptar tales conductas), como a nivel subconsciente, llamado Aprendizaje Social (o modelado inconsciente), en donde imitamos inconscientemente los comportamientos que percibimos como exitoso, efectivos, y/o económicos.

Entonces…

Toda excusa tiene un poco de verdad, de hecho, mientras más tenga de “real”, más justificada nos parece. Y mientras más inteligente se és, más propenso a creerse sus excusas sin siquiera notarlo, por la complejidad de dichas excusas.

Al margen de que, siendo un maestro de la excusa no llegarías muy lejos, hay otro perjuicio. Poner excusas no es algo que elijamos hacer, y podamos “desactivar” cuando queramos. Es un comportamiento, un sistema de creencias y una realidad que se hace más fuerte (en nuestras neurología y química corporal, por tanto en nuestra realidad) cada vez que la reafirmamos, ejecutando el “comportamiento de crear excusas de manera rápida e inconscientemente” y con el tiempo se hace más automático y más difícil de identificar.

Sabiendo esto, es importante tener en claro tres cosas:

1) ¿Cuál es tu objetivo/meta/sueño/deseo?
2) ¿Lo que estoy haciendo, me acerca a las cosas que quiero?
3) ¿Existe ALGO que me impida REALMENTE hacer esto?

A veces, es bueno ver todo obstáculo como excusa. De este modo, te acostumbras a ir más allá de lo que la gente común se atreve a ir, y lograr cosas que la gente común no logra.

No es algo que debamos aplicar con todo el tiempo, no significa que debamos correr en el tráfico por que el semáforo podría ser una excusa.

Significa que, en una imagen de equilibrio entre postergación y acción, la mayoría ya transitó el camino de postergar/renunciar sin haber intentado mucho. Ahora, es momento de cultivar cualidades que nos van a brindar cosas diferentes.

Seguí intentando más de lo mismo, y vas a seguir obteniendo más de lo mismo.

Aclarado eso, queremos instarlos a que filtren todas sus acciones por esta Regla de vida; No excusas

Cada uno encontrará su punto justo, no hay respuestas fáciles a la hora de descubrir quienes somos, solo prueba y experiencia.

Cheers!

Rusty

Leave a Reply Text

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a nuestro Newsletter y recibí:

  • e-book: Ases - Las 12 Reglas
  • Updates Quincenales
  • Precios preferenciales en varios programas

Ingresá tu mail para recibir el e-book ahora mismo